Category Archives: La Iglesia Doméstica

Cómo celebrar el Año de San José en su hogar

Queridas Parejas y Familias en Cristo,

Del 8 de diciembre de 2020 al 8 de diciembre de 2021, el Papa Francisco ha proclamado el Año de San José en su Carta Apostólica Patris corde (“Corazón de Padre”), en donde describe a San José como un padre amado, un padre en la ternura, un padre en la obediencia, un padre en la acogida, un padre de la valentía creativa, un padre trabajador y un padre en la sombra. En síntesis, un santo que es cabeza de la Sagrada Familia de Nazaret y será aliado perfecto de todas las parejas y familias, especialmente en el año declarado también por el Papa Francisco como el Año de la Familia, un año de reflexión sobre su exhortación apostólica “Amoris Laetitia” (19 de marzo de 2021 – 26 de junio de 2022).

Con motivo de tan especial acontecimiento, deseamos acompañar a todas las parejas y familias a descubrir y conocer mejor la figura de San José, un hombre que en el silencio y lejos del protagonismo ama sin medida, protege con su propia vida y con su valiente “fiat” nos enseña a hacer la voluntad de Dios Padre.

Para más información sobre el Año de San José y cómo Por Tu Matrimonio los quiere apoyar este año visite este artículo.

A continuación, una lista de diversos recursos que esperamos utilice en pareja y con su familia durante este Año de San José.

Aviso: En https://portumatrimonio.org, los enlaces a otros sitios web se proporcionan únicamente para la conveniencia del usuario. USCCB no asume ninguna responsabilidad por estos sitios web, su contenido o sus organizaciones patrocinadoras.

 

DON DE INDULGENCIAS ESPECIALES CON OCASIÓN DEL AÑO DE SAN JOSÉ

De acuerdo con el decreto de la Penitenciaría Apostólica, “Todos los fieles tendrán así la oportunidad de comprometerse, con oraciones y buenas obras, para obtener, con la ayuda de San José, cabeza de la celestial Familia de Nazaret, consuelo y alivio de las graves tribulaciones humanas y sociales que afligen al mundo contemporáneo”.

Pasos a seguir para obtener una Indulgencia Plenaria

 

EJEMPLO DE INTERCESIONES GENERALES POR EL AÑO DE SAN JOSÉ

Aquí encontrará un documento en formato PDF desarrollado por la Diócesis de Davenport, con una lista de intercesiones que se pueden utilizar durante el mes sugerido y adaptarse a su ubicación personal.

Intercesiones Generales Mes por Mes

 

¿QUIERE CONSAGRARSE A SAN JOSÉ?

Existen varios escritos de consagración a San José. Este es uno de ellos escrito por el Padre Guillermo Serra, L.C. Esta consagración se lleva a cabo durante 33 días.

Consagración a San José

Consagrarte a San José precisamente en el Año de la Familia puede ser una inversión sin igual para usted y su familia. Lea en este artículo de Aleteia por qué la consagración a San José podría cambiarte la vida.

En este artículo de AciPrensa podrá encontrar una oración de consagración a San José.

Además, en esta página podrá encontrar una oración corta para consagrarse a San José diariamente. Inténtelo con su esposo/a e hijos.

 

ORACIONES A SAN JOSÉ

En este enlace, San José, podrá encontrar oraciones con ocasión al Año de San José tales como letanías a San José que puede rezar al final del rosario, una oración escrita por el Papa León XIII, una oración para el día del papá que este año se celebrará el 20 de junio, entre otras. Le invitamos a rezarla con su familia.

 

ORACIÓN A SAN JOSÉ ESCRITA POR EL PAPA FRANCISCO

Al final de su carta apostólica, Patris corde, el santo Papa Francisco dedica una corta oración a San José que puede rezar con su familia cada día.

Oración a San José

 

DEVOCIÓN DE LOS SIETE DOMINGOS

La Devoción de los Siete Domingos es una antigua tradición de la Iglesia en preparación de la fiesta de San José, el 19 de marzo. La devoción comienza el séptimo domingo antes del 19 de marzo y honra las siete gozos y siete dolores que San José experimentó como esposo de la Madre de Dios, fiel guardián de Cristo y cabeza de la sagrada familia. La devoción es una oportunidad de oración para “ayudarnos a descubrir lo que Dios nos dice a través de la vida sencilla del esposo de María” (San Josemaría Escrivá; Es Cristo que pasa, nº 39). De acuerdo a National Catholic Register, esta devoción de los siete domingos se desarrolló alrededor del siglo XVI después de que San José se apareciera a un par de frailes que estaban a bordo de un barco que se hundió.

Le invitamos a conocer cuáles son los siete gozos y siete dolores de San José al practicar esta devoción con su familia: Los siete domingos de San José

 

 

DEVOCIÓN A SAN JOSÉ DORMIDO

Existe una devoción poco conocida a San José dormido que el Papa Francisco califica como una de sus favoritas. Conozca más sobre esta bella devoción y sus orígenes. Puede ponerla en práctica con su familia e incluso inventar una divertida forma para realizarla con sus hijos.

San José Dormido

 

RETIRO ESPIRIUAL

Viva desde su casa un retiro espiritual dedicado a San José. Con este retiro podrá adentrarse en las escrituras y conocer más sobre San José. Puede hacer las reflexiones a su propio ritmo. Le recomendamos utilizar este formato de retiro con la Lectio Divina (descubra qué es la Lectio Divina explicada en un video aquí Lectio Divina) para que pueda verdaderamente reflexionar sobre este admirable santo, Patrono de la Iglesia Católica.

 

HIMNOS A SAN JOSÉ

Conozca y escuche algunos bellos himnos y canciones a San José que le ayudarán a enamorarse aún más de este extraordinario santo, esposo castísimo de la Virgen María.

Himno a San José

Canción a San José

San José carpintero

Glorioso San José

Cuídanos San José

Himno #2 a San José

San José, silencios

Oblatos a San José

Besos de San José

Déjame en tus brazos

Tu eres un nuevo José

Mañanitas a San José

 

CORONILLA A SAN JOSÉ

Durante este año dedicado a San José, aprenda a rezar la Coronilla a San José en familia.

Coronilla a San José

 

NOVENA A SAN JOSÉ

San José, que cuidó fielmente los inicios de los misterios de la salvación humana en la vida de Cristo, cuida fielmente de nosotros mientras estos misterios se perpetúan en nuestros corazones, hogares y comunidades.

La USCCB ha compuesto esta novena para ser rezada anualmente del 10 al 18 de marzo, los nueve días que preceden a la Solemnidad de San José el 19 de marzo. La novena también puede adaptarse para su uso en otros momentos del año, especialmente en las fiestas en las que se celebra San José y en las ocasiones en las que los fieles solicitan su intercesión.

Si no lo ha hecho anteriormente, este año podría comenzar una nueva tradición y rezar esta bella novena a San José.

Novena escrita por la USCCB

Aquí tiene también otras opciones:

Novena a San José

Novena en honor a San José (Diócesis de Jefferson City)

 

OTROS RECURSOS – DOCUMENTOS OFICIALES DE LA IGLESIA

  • El Papa Pío IX declara a San José Patrono de la Iglesia Universal – 8 de diciembre de 1870 – Quemadmodum Deus
  • Encíclica del Papa León XIII sobre la devoción a San José – 15 de agosto de 1889 – Quamquam Pluries
  • San José es nombrado Patrón del Concilio Vaticano II – 19 de marzo de 1961 – Le Voci
  • Exhortación apostólica en San José de Juan Pablo II – 24 de noviembre de 2013 – Redemptoris Custos
  • El Papa Benedicto XVI considera la importancia de la persona de San José – 19 de marzo de 2006 – Angelus
  • El Papa Francisco inserta el nombre de José en las Plegarias Eucarísticas II, III y IV – d 1 de mayo de 2013 – Paternas vice

 

ACTIVIDADES PARA NIÑOS – PARA TODA LA FAMILIA

La transmisión de la fe en los niños comienza en casa. Le invitamos a desarrollar estas actividades (manualidades) con sus hijos.

Las siguientes actividades se recomiendan para niños en prescolar – primaria.

Manualidades para San José

Recetas de comida

¿A que niño no le gusta dibujar y colorear? Puede realizar esta actividad con sus niños más pequeños en casa.

Dibujos para colorear y aprender de la vida de San José

Las siguientes actividades se recomiendan para niños en secundaria.

30 visitas con el Silencioso José

Las siguientes actividades se recomiendan para los niños de todas las edades (realizar la actividad en familia).

Crear un altar en honor a San José: Cómo hacer un altar en casa, Haz un altar el día de San José (#6 en la lista)

12 maneras de honrar a San José en marzo (también se pueden realizar durante todo el año en familia.)

Maryknoll tiene un Ministerio Hispano llamado Discípulos Misioneros y han creado unas increíbles “Guías para Familias en Misión” para vivir esta Cuaresma y aprender más sobre San José. Existen varias opciones para usar estas “guías para las Familias en Misión”, pero primero deberá completar un formulario para acceder a su recurso – Maryknoll – Guías de reflexión sobre San José

Si le es posible, imprima estas tarjetas sobre la vida de San José y repáselas con su familia durante el mes de marzo – Tarjetas sobre la vida de San José

 

ARTİCULOS SOBRE LA VIDA DE SAN JOSÉ

Se dice comúnmente que nadie puede amar lo que no conoce. Es por eso, que este año le invitamos a adentrarse más en el misterio de la figura de San José, ¡le prometemos que se va a enamorar de él!

¿Era San José un anciano o un esposo sin vigor?

Mira cómo ha aumentado la devoción a San José en los últimos siglos

12 motivos para confiar nuestras suplicas a San José

Antigua oración a San José conocida por no fallar nunca

 

CONGREGACIONES RELIGIOSAS EN HONOR A SAN JOSÉ

Siervas de San José – Siervas de San José

 

LIBROS

Si le gusta leer, este es un año muy especial para profundizar más acerca de la vida de San José. Aquí le dejamos algunas ideas de títulos que puede adquirir:

Los silencios de San José – Consígalo aquí

Consagración a San José – Consígalo en EWTN

La sombre del Padre – Consígalo aquí

Descubriendo a San José – Consígalo aquí

José, esposo de María – Consígalo aquí

Dolores y Gozos de San José – Consígalo aquí

Yo también vivía en esa casa – Consígalo aquí

La devoción de San José – Consígalo aquí

 

Fuente: Esta lista fue elaborada por Verónica López Salgado

Celebremos el Año de San José

La Iglesia Universal está celebrando el Año de San José desde el 8 de diciembre de 2020 hasta el 8 de diciembre de 2021.

El mes de marzo tradicionalmente se dedica a San José.  San José es un perfecto modelo y santo patrono para las parejas y las familias. Por lo tanto, Por Tu Matrimonio va a compartir sobre San José durante todo el mes.  Síganos en Facebook o en Twitter e inscríbase al boletín electrónico para no perder lo que viene.

“El beato Pío IX lo declaró ‘Patrono de la Iglesia Católica’, el venerable Pío XII lo presentó como ‘Patrono de los trabajadores’ y san Juan Pablo II como ‘Custodio del Redentor’. El pueblo lo invoca como ‘Patrono de la buena muerte’” (Papa Francisco, Patris Corde, 2020).

¿Qué es al Año de San José?

El 8 de diciembre de 2020, el Papa Francisco declaró que la Iglesia celebrará el Año de San José. El Año de San José comenzó el 8 de diciembre de 2020 y terminará el 8 de diciembre de 2021. Es un acontecimiento histórico para la Iglesia porque es la primera vez que se celebra un Año de San José.

El Año de la Familia Amoris Laetitia también empieza en marzo. ¿Como se conectan?

En el 5º Aniversario, el 19 de marzo de 2021, de la publicación de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia sobre la belleza y la alegría del amor familiar, el Papa Francisco inaugurará el Año “Familia Amoris Laetitia” que concluirá el 26 de junio de 2022 en el 10º Encuentro Mundial de las Familias en Roma.

Este año dedicado a la familia se celebra en simultánea con el Año de San José.  El Papa Francisco dijo, “Encomendamos este camino con las familias de todo el mundo a la Sagrada Familia de Nazaret, en particular a San José, esposo y padre solícito” (Ángelus, 27 de diciembre de 2020).

¿Por qué el Papa Francisco escogió celebrar a San José?

El año 2020 marcó el 150 aniversario de la declaración de San José como Patrono de la Iglesia Universal el 8 de diciembre de 1870.

En su Carta Apostólica Patris Corde (Con corazón de padre) publicada el 8 de diciembre de 2020, el Papa Francisco dijo, “después de María, Madre de Dios, ningún santo ocupa tanto espacio en el Magisterio pontificio como José, su esposo”, pero que muchas veces pasa desapercibido. La pandemia nos ha mostrado que “nuestras vidas están tejidas y sostenidas por persona comunes – corrientemente olvidadas”.

“Todos pueden encontrar en san José —el hombre que pasa desapercibido, el hombre de la presencia diaria, discreta y oculta— un intercesor, un apoyo y una guía en tiempos de dificultad. San José nos recuerda que todos los que están aparentemente ocultos o en ‘segunda línea’ tienen un protagonismo sin igual en la historia de la salvación. A todos ellos va dirigida una palabra de reconocimiento y de gratitud”. (Papa Francisco, Patris Corde, 2020)

¿Cómo podemos celebrar el Año de San José como pareja o como familia?

    • Visite nuestra página de ideas para celebrar el Año de San José en su hogar. Es una lista de enlaces a las oraciones y devociones tradicionales a San José y otras actividades que pueden hacer en pareja o en familia para honrar a San José a través del año.
    • Cada miércoles de marzo vamos a compartir una reflexión para ayudarlos a contemplar las angustias de San José y el ejemplo que nos da. Visite nuestra página en Facebook o en Twitter para ver las reflexiones. También se puede descargar el paquete completo de las reflexiones aquí.
    • Se invita a los hombres a leer el artículo Esposos y Padres como San José por José Juan Valdez.
    • También hay la oportunidad de recibir indulgencias especiales durante el Año de San José. A continuación, se explica qué es una indulgencia y cómo recibirlas en este año especial.

¿Qué son las indulgencias?

La indulgencia es una forma que Dios, en Su misericordia, ha dado a la Iglesia para que seamos libres del castigo temporal por los pecados. El Catecismo de la Iglesia Católica dice:

La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa… es parcial o plenaria según libere de la pena temporal debida por los pecados en parte o totalmente. Todo fiel puede lucrar para sí mismo o aplicar por los difuntos (CIC, 1471).

Requisitos para obtener una indulgencia

El fiel, convenientemente preparado, en ciertas y determinadas condiciones, con la ayuda de la Iglesia, que, como administradora de la redención, dispensa y aplica con plena autoridad el tesoro de los méritos de Cristo y de los santos. (Indulgentiarum doctrina, “Constitución Apostólica sobre la Revisión de las Indulgencias”, Norma 1).

Requisitos para obtener una indulgencia plenaria (ID, N7):

    • Ejecución de la obra enriquecida con la indulgencia
    • La confesión sacramental
    • La comunión eucarística
    • La oración por las intenciones del Romano Pontífice
      • Rezar un Padre Nuestro y Ave María será suficiente (ID, N10)
    • Que se excluya todo afecto al pecado, incluso venial

Las indulgencias no son remedios mágicos que se obtienen simplemente marcando casillas. En el amor infinito de Dios por nosotros, Él siempre se preocupa por el estado de nuestra alma y desea sobre todo la verdadera conversión del corazón. Por lo tanto, es importante que en todo lo que hagamos estemos luchando por un amor más perfecto a Dios y al prójimo, en lugar de actuar por temor al castigo. Es por eso que la Indulgentiarum doctrina dice con razón que el fiel debe estar “convenientemente preparado” (ID, N1). Sin embargo, Dios sabe que somos imperfectos y debemos confiar en que Dios bendice nuestros sinceros esfuerzos por crecer en santidad a través de nuestras oraciones y obras de caridad. Por lo tanto, cuando no cumplimos perfectamente con las condiciones anteriores para obtener una indulgencia plenaria, especialmente el estar libres de todo afecto al pecado, se puede conceder una indulgencia parcial (ID, N7).

¿Cómo podemos recibir indulgencias especiales en este Año de San José?

Indulgencias Plenarias:

    • Meditar por lo menos 30 minutos la oración del Padre Nuestro
    • Participar en un retiro espiritual de al menos un día que incluya una meditación sobre San José
    • Realizar una obra de misericordia corporal o espiritual
    • Rezar el Santo Rosario en las familias y entre los novios
    • Confiar diariamente su trabajo a la protección de San José
    • Invocar la intercesión de San José para que los que buscan trabajo lo encuentren
    • Rezar la Letanía de San José o alguna otra oración a San José en favor de la Iglesia perseguida y para el alivio de todos los cristianos que sufren toda forma de persecución
    • Rezar cualquier oración o acto de piedad legítimamente aprobado en honor de San José, por ejemplo “A ti, bienaventurado San José”, especialmente el 19 de marzo y el 1 de mayo, fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, el domingo de San José (según la tradición bizantina), el 19 de cada mes y cada miércoles, día dedicado a la memoria del Santo según la tradición latina.

Nota especial: En el actual contexto de emergencia sanitaria, el don de la indulgencia plenaria se extiende particularmente a los ancianos, los enfermos, los moribundos y todos aquellos que por razones legítimas no pueden salir de su casa, los cuales, con el ánimo desprendido de cualquier pecado y con la intención de cumplir, tan pronto como sea posible, las tres condiciones habituales, en su propia casa o dondequiera que el impedimento les retenga, recen un acto de piedad en honor de San José, consuelo de los enfermos y patrono de la buena muerte, ofreciendo con confianza a Dios los dolores y las dificultades de su vida.

Fuente: La sección sobre las indulgencias fue escrita por la Oficina de Culta de la Diócesis de Owensboro

La Iniciativa Pastoral Nacional

 ¿Qué es la Iniciativa pastoral nacional para el matrimonio?

La U.S. Conference of Catholic Bishops señala que el Fortalecimiento del matrimonio y la vida familiar es una de sus cinco áreas prioritarias. La Prioridad del matrimonio amplía la labor que los obispos iniciaron hace cinco años con la Iniciativa pastoral nacional para el matrimonio (NPIM, por sus siglas en inglés).  La NPIM es una labor de varios años enfocada en comunicar el significado y el valor de la vida matrimonial para la Iglesia y la sociedad.  La Iniciativa reúne la enseñanza católica y práctica pastoral, las investigaciones en el campo de la ciencia social y la experiencia de parejas casadas. Ofrece también directrices y recursos, incluyendo una carta pastoral, para promover y fortalecer el matrimonio como institución humana y como sacramento cristiano.

Al crear la Iniciativa, los obispos reconocieron que, como institución, el matrimonio ha sufrido en estos últimos años.  La constante y elevada tasa de divorcio, el rápido incremento en la cohabitación no-matrimonial y la reducción en el número de matrimonios dan testimonio de su declive social.  Los jóvenes se preguntan si aún es posible un matrimonio saludable y duradero. Además, el asunto de las uniones de personas del mismo sexo ha motivado serios debates sobre la naturaleza y los propósitos del matrimonio. Este es un momento de vital importancia para unirse a aquellos que buscan el fortalecimiento del matrimonio. Los obispos creen que la Iglesia Católica puede hacer una notable contribución para concientizar al público acerca del valor del matrimonio.

¿Qué actividades ha emprendido la Iniciativa?

Aquí tenemos algunos ejemplos:

  • En noviembre del 2009, los obispos aprobaron una carta pastoral sobre el matrimonio titulada “El Matrimonio: El amor y la vida en el plan divino”.  La carta es el fundamento teológico para la labor de los obispos para fortalecer el matrimonio y defenderlo contra todo intento de redefinirlo como algo fuera de la unión de un hombre y una mujer.  La carta, en inglés y en español, está disponible tanto en forma impresa como en el sitio web de la USCCB, El Matrimonio – El amor y la vida en el plan divino.  También existe una versión abreviada de la carta.  El sitio web ofrece una versión anotada de la carta que enlaza asuntos específicos de la carta a los documentos oficiales de la Iglesia y a otros materiales.
  • La campaña “Por tu matrimonio” dirigida a concientizar al público por medio de avisos y de un sitio web, empezó en junio del 2007.  Los avisos (por televisión, radio y carteles),  están basados en el tema “¿Qué has hecho hoy por tu matrimonio?”  El sitio web, Portumatrimonio.org, ofrece información práctica y recursos para las parejas de novios y parejas casadas y para aquellas personas involucradas en los ministerios dirigidos a los matrimonios.
  • Presentando razones a favor del matrimonio” es una serie informativa que ofrece antecedentes sobre asuntos específicos (e.g., la cohabitación, el divorcio, el matrimonio y los hijos), reuniendo también las investigaciones en el campo de la ciencia social y la enseñanza de la Iglesia/respuesta pastoral.
  • A solicitud del Comité para el matrimonio y la familia, muchas diócesis han patrocinado paneles de discusión con parejas casadas, incluyendo a parejas de distinta religión, así como también a personas separadas o divorciadas, adultos jóvenes solteros y parejas casadas en segundas nupcias.  Las conclusiones sirvieron de base para el desarrollo de los materiales de la NPIM. Los informes sobre los paneles de discusión y otros proyectos, se encuentran en Iniciativa Pastoral Nacional para el Matrimonio de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.
  • Un proyecto nacional de investigación sobre lo que entienden los católicos acerca del matrimonio, está a su disposición en: https://cara.georgetown.edu/MarriageReport.pdf.

¿De qué manera pueden participar las parroquias en esta Iniciativa?

  • Las parroquias, desde su sitio web, deben enlazarse con www.foryourmarriage.org.  Hay una variedad de avisos fijos y animados que pueden descargar desde ese sitio web.
  • Mencionen el sitio web en su boletín y promuévanlo cuando las personas vayan a inscribirse en el programa para el matrimonio y la familia.
  • Promocionen dentro de los grupos pequeños de fe el tema “Por tu matrimonio”.  Utilicen el sitio web para encontrar materiales de recurso (los artículos pueden duplicarse dando crédito al sitio web).
  • Visiten los sitios web Por tu matrimonio y NPIM para informarse más acerca de otras ideas. Ambos sitios web son actualizados periódicamente con informes sobre los proyectos en curso.

Para más información, comuníquense con: USCCB Secretariat for Laity, Marriage, Family Life and Youth, laity@usccb.org or 202-541-3040.

Recursos para responder al COVID-19

A continuación hay una lista de recursos para ayudar en el trabajo ministrando a las familias y parejas comprometidas o casadas durante estos tiempos inciertos.

* Tenga en cuenta que la inclusión en esta lista no indica ninguna forma de endoso. *

Oraciones

Transmisión en vivo de misa y adoración

Oración y recursos Litúrgicos

Herramientas para ministrar en línea

Recursos para la familia

Formación de niños y jóvenes

 

 

Para más recursos por favor visite: https://vencuentro.org/resources-for-ministry-during-covid-19-outbreak/

 

 

 

 

Construyendo lazos familiares durante el brote de COVID-19

Debido a la propagación del virus COVID-19, conocido como coronavirus, las familias están enfrentando el desafío de establecer una “nueva normalidad” en sus vidas diarias. Los contratiempos que las familias están experimentando con el cierre de escuelas, centros de cuidado infantil, lugares de trabajo, así como de muchos otros servicios, pueden ser causa de tensión y angustia. Además, las iglesias han suspendido la celebración pública de misas y otros servicios litúrgicos para los fieles.

Cualquiera que sea la situación de su familia, hay una buena oportunidad para disfrutar de los beneficios que se pueden derivar de esta situación. Las familias pueden usar este tiempo como una invitación para centrarse en sus relaciones y en la construcción de fuertes lazos familiares.

Las siguientes son algunas sugerencias sobre cómo aprovechar este tiempo en familia:

Rezar Juntos

  • Visite su parroquia local: algunas iglesias continúan abiertas para visitas privadas. Pase tiempo en familia con Jesús. ¡Él está esperando por usted!
  • Rece el Rosario: aquí tiene un tutorial si necesita un repaso. Intente comenzar con solo una decena y ofrézcala por una intención importante para su familia. Cierre con la Oración del Arzobispo Gómez a Nuestra Señora de Guadalupe (también disponible en video).
  • Rece el Viacrucis –usted puede hacer esto en casa con una simple cruz o crucifijo. Use estas meditaciones en la página web de la USCCB o rece nuestras Estaciones de la Cruz para Matrimonios y Familias.
  • Medite sobre las Escrituras, considere rezar con las lecturas diarias en familia.
  • Participe en la Misa del domingo mediante una transmisión en vivo. Revise la programación en la página web de su Diócesis o en la página web de EWTN.com.

Construir y Fortalecer las Relaciones

Divertirse Juntos

  • Haga algo divertido en familia como hornear un pastel, utilizar un juego de mesa, crear con materiales de arte o dar un paseo natural en un parque cercano.
  • Planear la celebración de los días festivos como la Anunciación (el 25 de marzo) con panquecas y emparedados en honor a Nuestra Señora.
  • Programar algo para hacer por la noche: aquí hay algunas sugerencias, la mayoría de las cuales se pueden hacer en casa. Organice un álbum de fotos y filme algunos videos en el hogar.

 

Para más lecturas consulte: Family Life in a Pandemic

El Matrimonio y el Ministerio Familiar entre los católicos hispanos/latinos

En 1983, los obispos de Estados Unidos escribieron una carta pastoral sobre el ministerio hispano titulada “La presencia hispana: esperanza y compromiso”. La carta pastoral produjo una gran alegría entre los católicos hispanos cuando escucharon decir a los obispos: “En este momento de gracia reconocemos que la comunidad hispana que vive entre nosotros es una bendición de Dios”. Los obispos dijeron también que los hispanos ejemplifican y fomentan los valores esenciales para el servicio a la Iglesia y a la sociedad, incluyendo un profundo y respetuoso amor por la vida familiar en la que toda la familia extendida halla sus raíces, su identidad y su fortaleza. Hoy, este don de familia es compartido por millones de católicos hispanos en más de 4,500 parroquias en los que está presente el ministerio hispano. Particularmente, el amor a la familia se percibe mucho a través de los innumerables niños hispanos de toda edad presentes los domingos en las liturgias en español a lo largo y ancho del país.

La solidez de los matrimonios y de las familias hispanas está enraizada en una cultura profundamente católica, la cual puede salir adelante hasta en las situaciones más difíciles. Los datos de la Oficina Nacional del Censo de 2009 muestran que, de los 10,5 millones de familias hispanas que residen en los Estados Unidos, 66% están constituidas por una pareja casada y 41% por una pareja casada con hijos menores de 18 años. Asimismo, un 69% de los niños hispanos viven con ambos padres casados. Estos porcentajes son bastante más altos que el promedio general en las familias de este país, que apenas llega a un 44%.

Sin embargo, este “índice de éxito” no debe darse por sentado. Las parejas y las familias hispanas no están inmunes a los diversos factores sociales que hoy corroen al matrimonio y a la vida familiar. Es más, muchas familias hispanas tienen que enfrentar el impacto directo que ocasiona la emigración desde sus países nativos la cual deja a cónyuges y a familias enteras divididas por fronteras. Estas personas sufren además dolorosas separaciones bajo un sistema de inmigración ineficaz que no sólo dificulta sus esfuerzos para la reunificación, sino que también separa al esposo(a) de su esposa(o) y a los hijos de sus padres debido a las deportaciones que, con frecuencia, se llevan a cabo sin tomar en cuenta la vida familiar y la dignidad humana.

La Iglesia puede hacer la diferencia al mantener unidos a los matrimonios y a las familias hispanas. El apoyo que las parejas hispanas encuentran en sus parroquias y en otras comunidades basadas en la fe, puede ser la clave para un matrimonio sólido y una familia saludable. Los estudios muestran que las familias hispanas que tienen lazos fuertes con su comunidad de fe tienen más probabilidad de alcanzar un nivel educativo más elevado así como la prosperidad económica y social. ¿Qué puede hacer la Iglesia, hoy y en el futuro, para brindar un ambiente saludable y un sentido de comunidad a las parejas y a las familias hispanas que están creciendo en parroquias culturalmente diversas? La respuesta a esta pregunta no sólo se encuentra en lo que hacemos, sino en quiénes somos y en cómo interactuamos unos con otros.

Primero, los sacerdotes y los ministros eclesiales laicos necesitan estar más conscientes y más comprometidos con el llamado para recibir a los hispanos, abrazarlos y caminar con ellos; dejando de lado el lenguaje de “nosotros-ellos” y pasando al lenguaje de todos-nosotros-juntos. Debemos convertir a la Iglesia en “la casa y la escuela de la comunión” (Novo Millennio Ineunte, 43).

Segundo, lo que hacemos como ministros católicos deberá estar enraizado en el doble compromiso que tenemos con el mensaje de Cristo y con las personas con las que vivimos y hacemos nuestro ministerio. Esto exige un profundo conocimiento de Cristo y de su mensaje, así como un conocimiento interpersonal de las familias hispanas en nuestra parroquia y del contexto cultural, religioso, social y económico en el cual viven ellas. Este conocimiento brota del esfuerzo que ponemos para saber escucharlas y de nuestro sensible y genuino interés en las necesidades, aspiraciones e ideas que tengan estas personas en su vida.

Tercero, los ministros ordenados y laicos necesitan ser unos comunicadores eficaces del mensaje de Cristo entre las personas que hablan español y que tienen una cultura y una manera particular de hacer las cosas. Esto incluye un conocimiento de la manera en la que las familias hispanas toman decisiones, aprenden, se organizan y se juntan con otros grupos. Tales conocimientos y compromiso nos ayuda a acoger y a empoderar a los padres hispanos/latinos para que desarrollen y ejerciten su liderazgo en la familia y en la sociedad.

¡Trabajemos activamente para mantener fuertes a las familias hispanas/latinas en los años venideros!

 

Recursos para ministros de la pastoral familiar:

  • Se ha formado la Federación para la Pastoral Familiar Hispana para los que ejercen algún ministerio con parejas y familias hispanas/latinas en los Estados Unidos. Algunos de sus propósitos son proveer formación para los líderes, acompañarse mutuamente, abogar por mejores recursos para la pastoral familiar hispana y fomentar una colaboración más estrecha entre los ministros. ¡Considere formar parte de la federación!
  • El texto en español de Llamados a la Alegría del Amor: Marco Pastoral Nacional para el Ministerio de Matrimonio y Vida Familiar está disponible en línea y en la tienda de la USCCB. Inspirado principalmente por la Exhortación apostólica postsinodal, Amoris Laetitia, este documento presenta un marco de principios pastorales para el ministerio y la defensa del matrimonio y la vida familiar que puede servir como un recurso para ayudar a la planificación pastoral en parroquias, diócesis o eparquías en todo el país. Este marco se ofrece en continuidad con la carta pastoral El Matrimonio: El Amor y la Vida en el Plan Divino como contraparte práctica y pastoral de los principios teológicos sobre el matrimonio que allí se presentan
  • Familias de discípulos misioneros: Creando una cultura de encuentro en la iglesia doméstica Una guía bilingüe (español/inglés) para las familias católicas en los Estados Unidos que les ayuda a reflexionar en familia, compartir sus experiencias de fe, acompañarse unos a otros, fortalecer su iglesia doméstica y salir al encuentro de los demás. Para aprender más visite: https://portumatrimonio.org/fdm

Realidad del matrimonio hoy

Por Dora Tobar, PHD

Los datos de la realidad:

En general, se puede decir que para los hispanos el matrimonio es una realidad deseada y practicada en un alto grado. Según las estadísticas de la Oficina del Censo de los Estados Unidos (2007), el 67%  de las familias hispanas residentes en Estados Unidos está constituido por una pareja casada con hijos menores de 18 años. También, comparados con el resto de la sociedad, las cifras de divorcios o separaciones no son tan altas, ya que 66% de esos hijos reportaron vivir con sus dos padres.

Con todo, cuando vemos las cifras de los matrimonios católicos como tal constatamos con tristeza que son mucho menos los hispanos católicos que  los católicos blancos no-hispanos que viven bajo el sacramento del matrimonio (el 64%, comparado con el 82%). Asimismo, el porcentaje de los católicos hispanos que se divorcian es mayor que el de los no-hispanos (27% comparado con el 13%) y el número de los que nunca se han casado es del 6%, comparado con el 1% de los no-hispanos (Véase: CARA, Marriage in The Catholic Church: A Survey of U.S. Catholics, October 2007, Pág. 28).

Esta situación puede tener diferente causas:

  • Por un lado, podemos decir que, si bien la Buena Nueva del Matrimonio llegó a los países hispanos con el anuncio del Evangelio, las barreras culturales y sociales, desde épocas de la colonia, hicieron creer a muchos que el matrimonio era un privilegio merecido sólo por los señores y “las señoritas”. Por eso, entre muchos jóvenes sencillos o de origen campesino se formó la “tradición”, en cierto modo aún vigente, de “irse a vivir juntos” o “acompañarse,” aunque esto sometía su relación y sus hijos a la “ilegalidad”. Por eso es fácil ver que todavía hoy, en ciertos sectores de la población hispana se ve “normal” el irse a vivir juntos en vez de pensar primero y sobre todo en el “matrimonio.”
  • Junto al influjo ancestral de esta tradición negativa, y en tiempos más recientes, los jóvenes hispanos han visto también amenazada su  fe e ilusiones por un amor indisoluble desde dos corrientes: el secularismo y el relativismo. El primero, el secularismo, desde su visión anti-religiosa de la realidad, despoja al sexo y al matrimonio de su valor sagrado y los reduce a ser sólo una expresión natural de los sentimientos humanos, donde el sacrificio, la entrega total y la fidelidad indisoluble, suenan a cosas de abuelas y dejan de ser retos deseables y características inherentes al verdadero amor.
  • Igualmente, el relativismo, fruto en gran parte del anti-testimonio de millones de parejas que terminan su matrimonio en divorcios o que hacen de su convivencia una realidad conflictiva, ha llevado a los jóvenes a desconfiar del valor perenne de las promesas matrimoniales hechas ante el altar e incluso ante un juez. En consecuencia, y en contradicción con sus mismos ideales de un “amor libre y sin barreras”, quienes renuncian al matrimonio terminan arriesgando su amor en la inestabilidad y desconfianza de la “unión libre o cohabitación” y, sobre todo, hacen que sus hijos sufran las consecuencias de su falta de responsabilidad y compromiso.
  • Así por ejemplo, como los muestras las estadísticas, el 42% de todos los niños hispanos nacidos en Estados Unidos en el 2006 son hijos de madres solteras. En contraste, sólo el 26% de los niños blancos y el 13% de los asiáticos nacieron de madres solteras (Véase: Pew Hispanic Center, Statistical Portrait of Hispanics in the United States, 2006, Tabla 11).
  • Esta realidad está alarmando a las entidades del gobierno por cuanto significa poner en riesgo la institución del matrimonio, base de la familia y de la sociedad (Véase: Pew Research Center Publications, As Marriage and Parenthood Drift Apart, Public is Concerned about Social Impact”, July 1, 2007). Y alarma también a la Iglesia que siempre se ha pronunciado sobre los riesgos y males que trae vivir la sexualidad y el amor de pareja fuera del vínculo estable y bendecido del sacramento del matrimonio (Véanse nuestras secciones Sexualidad y cohabitación y Unión libre o cohabitación).
  • Sin embargo, nada ha afectado tanto los matrimonios hispanos residentes en Estados Unidos como las condiciones actuales de la migración: La separación geográfica de la pareja, la soledad, el no poder estar con los hijos, la falta de buena comunicación y las crisis normales por la cuales pasa la familia desde cuando comienza a planear la migración ponen a los matrimonios de los migrantes retos mucho mayores que los que normalmente enfrenta una pareja en la construcción y desarrollo de su relación matrimonial (Véase Problemas por la migración).

Los factores que pueden estar amenazando tu matrimonio no son más fuertes que la gracia y beneficios que el matrimonio aporta y por los cuales vale la pena esforzarse y luchar.

Con todo, es importante recordar que estos factores que pueden estar amenazando tu matrimonio no son más fuertes que las gracias y beneficios que el matrimonio aporta y por las cuales vale la pena esforzarse y luchar. Así lo mostraremos en nuestras siguientes secciones (beneficios para la salud, para los hijos, para la economía, para el amor, entre otros).

Y si estás viviendo las consecuencias de la migración te invitamos a ver las viñetas de nuestra sección Historias con final feliz y a buscar alimento para tu amor en Elementos para un matrimonio feliz, así como en Sentido y propósito del matrimonio católico.

Solución de conflictos y diferencias de carácter

 Por Alba Liliana Jaramillo

El carácter es la manera como una persona ha aprendido, a lo largo de su vida, a reaccionar y comportarse ante las diferentes situaciones. Por eso el carácter tiene mucho que ver con las herramientas que una persona usa para relacionarse o solucionar conflictos dentro de la vida de pareja.

A continuación encontrarás una descripción de los rasgos más característicos de los distintos tipos de carácter, tal como se han logrado identificar. Trata de ver cuál de esos tipos corresponde mejor a tu manera de comportarte y a la de tu pareja. Debes sin embargo tener en cuenta que estas características sobresalientes o aspectos fundamentales de la manera de ver la vida no definen totalmente ni para siempre a una persona. Todos podemos evolucionar y aprender a manejar nuestro carácter y hasta mejorarlo. Pero para ello debemos partir de reconocer dónde estamos en este momento:

  • Quien tiene un carácter nervioso, es una persona variable y tiende a ser inconstante en sus objetivos. Tiende a distraerse con sus pensamientos de inseguridad.
  • El flemático en cambio es sereno; más bien introvertido. Está atento a  comprender lo fundamental de la vida y tiende a ser ordenado.
  • En el caso del sentimental es sensible y fácilmente tiende a la frustración. Le cuesta adaptarse a nuevos retos.
  • En cuanto al colérico su carácter es irritable y tiende a ser disperso. Se tensiona con facilidad.
  • Los apasionados son imaginativos y están casi siempre ocupados.
  • Los apáticos son casi siempre introvertido, lentos en el actuar, poco sensibles y rutinarios.
  • Los sanguíneos son cerebrales, racionales, objetivos. Se adaptan fácilmente
  • Los amorfos en cambio son carentes de entusiasmo, casi siempre son perezosos, buscan soluciones fáciles y tienden a ser desordenados.

Para evitar el conflicto en una pareja con diferencias de carácter, es recomendable:

  • Trata de conocer más sobre las características del carácter del otro, para que sepas cuáles son sus puntos débiles y cuáles son sus fortalezas. Así, aprenderás a no atacarlo por la debilidad.
  • No trates de adivinar lo que el otro está pensando o sintiendo. Cada uno debe hablar de lo que siente y piensa.
  • Es muy importante que cada uno tenga espacio para expresar lo que siente y piensa, sin acaparar la palabra hasta tal punto que el otro ni siquiera puede hablar.
  • Repetir lo que el otro dijo es una buena técnica de comunicación. Esto ayuda a dar mayor claridad a lo que se entendió para evitar mal entendidos.
  • Cuando una pareja tiene diferencias de carácter, la comunicación asertiva es fundamental, es decir, deben ser directos, honestos, sin faltar al respeto es decir, sin humillar o juzgar al otro.
  • Para tener éxito en la comunicación es importante igualmente expresar con claridad lo que se quiere decir, pero también fijarse en lo que está detrás de lo que se dice (actitud y gestos) y de la forma en que se dice.

Ante conflictos ya creados en parejas con diferente carácter se debe:

  • Tener presente que, desde sus respectivos puntos de vista, ambos pueden tener la razón. Por lo tanto es necesario que ambos puedan ceder. Así el poder no se concentra en aquel que cree tener la razón siempre.
  • Es fundamental no tomar represalias frente a los comportamientos del otro, sino que exista de parte de ambos una disposición para llegar a acuerdos. Ambos deben estar dispuestos a dar lo mejor de sí mismos y no ocultar sentimientos que los llenen de veneno y rencor. Si es necesario, es importante sacar esos sentimientos y expresarle a la pareja lo dolido que se está por alguna situación en especial, para que el otro pueda entender lo que el otro está sintiendo.
  • Cuando los problemas y las diferencias de carácter se ventilan adecuadamente a través de una defensa adecuada de los propios puntos de vista, la pareja empieza a cultivar una actitud de confianza y esperanza en que los problemas van a tener siempre una solución adecuada.

Más sobre este tema en Herramientas para solución de conflictos y Comunicación. Lecturas complementarias: Geneviève Hone y Julien Mercure, Las Estaciones de la Pareja, Ed. Sal Terrae, 1996; Aaron Beck, Con el amor no basta: cómo superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de pareja.  Ed. Paidos 1990; Escobar Isaza, Gustavo Adolfo, Hacerse Pareja: Guía para construir una relación duradera. Editorial Mad, SL, 2005

Animación Bíblica

En esta serie, “El amor es nuestra misión: La familia plenamente viva” compartimos tres guías para meditar en pareja o en familia sobre la Escritura y ponerla en práctica en su vida familiar.

 

ANIMACION BIBLICA 1 – DECIR QUE SI – Para el tiempo de Adviento sobre la Anunciación y la respuesta de María (Lc 1, 26-56)

ANIMACION BIBLICA 2 – LA ALEGRIA – Para el tiempo de Adviento sobre el nacimiento de Jesús (Lc 2, 1-20)

ANIMACION BIBLICA 3 – DESCUBRETE – Sobre la pérdida y hallazgo de Jesús en el Templo (Lc 2, 41-52)

 

Otros artículos relacionados:

Recursos para la Biblia de otras organizaciones católicas:

La Biblia Luz y Guía para el Matrimonio y la Familia

En el mes de septiembre, la Iglesia celebra el mes de la Biblia.  Esto se debe a que fue un 26 de septiembre de 1569 que se terminó de imprimir la primera Biblia en español.  Gracias a la realización de esta edición traducida por Casiodoro de Reina, los hispanoparlantes hemos tenido el privilegio de acceder a la Palabra de Dios en nuestro idioma.

Ciertamente, la Biblia es la Palabra de Dios inspirada por el Espíritu Santo.   En ella, Dios se revela a la humanidad y manifiesta su Plan perfecto para nosotros, el cual podemos resumir en solo una palabra: Amor.  El Evangelio según San Juan afirma que Aquel que es la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.  Por ello podemos de alguna manera decir que la Biblia es Dios mismo;  y quien la lee está frente al mismo Dios; y el que está frente a Dios es iluminado, es transfigurado por la luz que proviene de Dios.

Por ello, el matrimonio y la familia que lee y medita en la Palabra, juntos la  comparten y oran inspirados por ella, son necesariamente iluminados por el mismo Dios y transformados en El, quien es el Amor, y llevados a un compromiso de vida donde reina el Amor.  Les invitamos en este mes de la Biblia a reunirse como matrimonio y como familia a leer, meditar y orar con la Palabra y le instamos a mantener siempre esta sana costumbre.  Y Dios, quien no se deja ganar en generosidad les dará la luz para entender su mensaje, la sabiduría para hacer las mejores decisiones, la fuerza para superar las pruebas y el amor para formar matrimonios y familias ¡que inspiran!