Tag Archives: Amor

JUNIO 2024 – Consejos Para la Vida en Pareja

Consejos del Mes de Junio 2024 – 30 días

  • La crianza de los hijos puede resultar agotadora, especialmente si tienes niños pequeños. De vez en cuando tómate un tiempo para visitar a un amigo, disfrutar de un pasatiempo y, sobre todo, reconectar con tu cónyuge.
  • “Los abuelos enriquecen la vida de sus familias. Deben ser apreciados, no simplemente tolerados”. ¿Qué has aprendido sobre el matrimonio de algún miembro mayor de tu familia?
  • Debemos servirnos unos a otros cuando menos nos apetece. Son los pequeños sacrificios como correr a la tienda para comprarle un regalo a tu cónyuge cuando prefieres quedarte en casa, pero hay que esforzarse.
  • “Hay diferentes clases de dones espirituales” (Hechos 2:4) ¿Cuáles son los diferentes dones que tú y tu cónyuge han recibido? Afirma hoy los dones de tu cónyuge.
  • A veces, todos necesitamos nuestro espacio para refrescarnos y recargarnos. ¿Tienen usted y su cónyuge un lugar donde puedan ir a pasar un rato a solas?
  • Las Escrituras nos dicen que “humildemente consideremos a los demás como más importantes que nosotros mismos” (Fil 2:3). ¿Qué acto de humildad puedes practicar hoy en tu matrimonio?
  • Elogie a su cónyuge por algo hoy, incluso si es algo pequeño. Regálale palabras bonitas.
  • ¿Tiendes a hablar más que a escuchar? Hoy, haz el esfuerzo de escuchar a tu cónyuge con el corazón .
  • ¿Cuán grande es tu familia? ¿Quién vive más lejos? ¿De quién no has oído hablar desde hace tiempo? Vuelva a conectarse con un miembro de la familia esta semana mediante una llamada telefónica, una videollamada o incluso una carta escrita a mano.
  • ¡Es temporada de bodas! ¿Vas a enviar una tarjeta a unos nuevos novios? Incluye tu consejo favorito para un matrimonio joven e ilusionado; puede ser serio, divertido o estimulante.
  • “Anímense unos a otros, estén de acuerdo unos con otros, vivan en paz, y el Dios de amor y paz estará con ustedes” (2 Cor 13:11). ¿Cómo puedes trabajar para lograr la paz en tus interacciones con tu familia hoy? Una palabra amable, un momento de paciencia, un oído atento: todo eso puede traer paz.
  • “El matrimonio, entonces, debe ser una escuela para cultivar la gratitud… y para la apertura a los dones de Dios que son propios del matrimonio”. ¿Cómo se muestra la gratitud por los dones en tu vida?
  • “Oh bendita madre de la Iglesia, que calientas nuestros corazones con el Espíritu de tu Hijo Jesucristo”. Elige tus batallas. No vale la pena discutir cada pequeña cosa.
  • Dedica tiempo todos los días a pensar en las razones por las que amas a tu cónyuge. Por las que le escogiste para casarte con él.
  • Si miro el lenguaje corporal de mi pareja, ¿puedo decir si está tenso o se siente abatido después de un largo día de trabajo? ¿ Soy perceptivo/a con él/ella? ¿Cómo puedes responder a las necesidades de tu cónyuge hoy?
  • Lo más importante para un matrimonio largo y feliz es ser amigo de tu cónyuge. Necesitas tener un amigo que siempre te respalde, sin importar lo que surja. Ese es tu esposo/a.
  • De vez en cuando sorprende a tu cónyuge con un gesto de bondad, como una taza de café o ayuda con las tareas del hogar.
  • “El que de mí se alimenta, por mí tendrá vida” (Jn 6,57) Demos gracias hoy por el Pan de Vida que Jesús nos ofrece en cada Misa. Es verdaderamente alimento para el camino. Ora para que el tiempo libre te ayude a acercarte a la Eucaristía con más amor y gratitud.
  • “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; a Dios que es, que era y que ha de venir”.(Ap 1:8) Hoy alabamos al Señor que se ha revelado como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Pídele a la Trinidad que esté presente para ti y tu familia hoy y siempre.
  • Elige una virtud para practicar hoy. No le digas a nadie qué es, sino considera la caridad, la alegría, la paz, la paciencia, la bondad o la generosidad.
  • Recuerda que tu matrimonio es un pacto que involucra a Dios, esposo y esposa. Tómate un tiempo cada día para orar pidiendo la ayuda de Dios para amar a tu cónyuge. ¡Da gracias diariamente por el regalo de tu familia!
  • A primera hora de la mañana, comienza el día dándole un abrazo a tu cónyuge. El contacto físico es importante para desarrollar la intimidad y los afectos;
  • “Estad alegres por cuanto sois partícipes de los sufrimientos de Cristo” (1 P 4,13) El Sagrado Corazón de Jesús ama al mundo lo suficiente como para sufrir por él. Unid vuestros sufrimientos a los de Cristo hoy.
  • En este mes de María, recordemos que María guarda en su corazón todas nuestras oraciones y necesidades, intercediendo por nosotros ante su Hijo. ¡Ruega por nosotros, Santísima Virgen María!
  • Juan Bautista saltó en el vientre materno cuando María saludó a su madre, Isabel. ¡Qué escena tan alegre! Oren hoy por las parejas que esperan hijos y por aquellos que esperan esta bendición.
  • Es muy fácil quedar atrapado en las preocupaciones de la vida cotidiana. Jesús nos recuerda el cuidado interminable de Dios Padre por nosotros. Entrégale tus preocupaciones, ya sean grandes o pequeñas, y confía en su providencia.
  • Sé intencional al brindarle atención a tu cónyuge. Reserva tiempo para sentarte junto a él/ella y hablar sobre los altibajos de su día. Sed amorosos, escúchense.
  • Recuerda siempre a tu mujer, a tus hijos y gente especial de tu vida en las intenciones del rosario.
  • El Papa Francisco dice que pedir perdón es de las cosas más repetidas en los matrimonios y de las más necesarias. ¿Tu corazón es suficientemente humilde para pedir perdón, cuando es necesario?
  • Marido y mujer están hechos para llevar al otro hasta el cielo. ¿Qué has hecho hoy para enriquecer la vida espiritual de tu pareja?

Crónicas de ultramar

De Emilio Piñero Guilamany

Decía una frase en una oración que me repetían cuando era mocito “Señor, házme dócil a tus inspiraciones”.
Como todo lo que tiene enjundia y contenido, no arraigó en mí con velocidad supersónica pero, debió calarme hasta los tuétanos de los huesos, para con los años aparecer de nuevo cual artrosis, osea nada contemplativa.
Dócil, equivale a piedra, madera o espíritu que, se deja labrar con facilidad, moldeada suavemente por una mano amorosa que obra con paciencia de quien confía. Inspiración, es el estímulo que anima la labor creadora en cualquier ámbito, incluyendo el personal, que acostumbra a ser una brisa desconocida procedente de no sabes quien, aunque lo intuyas.

Así es el matrimonio, queridos lectores y, de su seguimiento más o menos respetado, depende tu familia, estabilidad y crecimiento personal.
Al igual que la conversión es un proceso que nunca termina, el matrimonio conlleva una renovación constante en la que los engranajes deben encajar con mimo, negociación, renuncia y apego lleno de agradecimiento. Es algo tan sencillo de decir que, ya lo he dicho. Sin embargo es una tarea que necesita de sangre, sudor y lágrimas. Nuestra naturaleza pecadora es impedimento sustancial suficiente para poner todo en riesgo y, por si las moscas, el diablo anda siempre al acecho, poniendo todos los palos del mundo en las ruedas para que todo se ponga “patas arriba”.

No te uniste a tu mujer para lucirla en el corral, ni para tener una fregona en casa que te hiciera de caniche aventajado. Tampoco tomaste marido para ser envidiado por nadie, ni por nada. Algo nuevo surgió, que alentó expectativas diferentes que conducen al respeto, a la prudencia, al deseo de instalarse en un nido de amor que sea perdurable. Una nueva ilusión sin límites, que el tiempo se encargará de moldear. Es el paso de la chispa o la llama espectacular, a una brasa serena que no se apaga y en la que aprenderán a arder nuevos leños.

Reconocer el bien mayor, por encima de los sueños que los tiempos transcurridos no disiparon. Valorar aquello de que puedas disponer, aceptando sus urgencias y, sus calmas. Al igual que tú, todos escondemos datos que resultan sorprendentes, por lo que los tiempos de noviazgo son necesarios, para conocimiento y reconocimiento del “pavo o pava” que te llevarás a casa. Eso, no lamento decirlo, limita otras investigaciones, que aportan poco, engañan mucho y representan un 0, algo %, de lo que resultará vital en la vida.
Alguien dijo en una ocasión que “en la posición horizontal, casi todo se une, y casi todos se entienden” (salvo casos de agresión, que no son ahora el caso).

Ver un anciano tomando de la mano a su media naranja, paseando sin prisa, con algún beso depositado en la mano ligeramente temblorosa, no tanto por los nervios como, por achaques propios de la edad, es una realidad absoluta que culmina la verdad verdadera del amor entrañable.
Es el amor de Dios, encarnado en dos corazones purificados por las contrariedades. Que aprendió a ser paciente, anticipándose a ser servido, sirviendo; que la envidia impide ser feliz con lo que se es y se tiene; que alardear acaba llevando a la última banca; que cuanto has precisado y necesitas, está ahí, a tu vera, con toda la pasión de siempre, amaneciendo en la profundidad de sus ojos cansados, que continúan centelleando cuando te miran.

No busques más, lo tienes todo. Una totalidad de la que los tuyos deben aprender. Coherencia y, no miccionar fuera de la jardinera. Nadie os dará más que quien aceptó internarse en lo desconocido, cuándo había muy poco que compartir y mucho que laborar, abandonando las seguridades y el calor de los nidos de progenitores.

De lo sembrado, se recoge y disfruta a continuación, siendo ejemplo para siguientes generaciones que, ocupados entre tanto modernismo que habla sin descanso de posesiones, están a verlas venir, sin saber lo que esperar. Con el tiempo, hasta las piedras maduran. El mundo es cíclico y los que antes eran un poco burros, ahora son un mucho asnos.

¡Al fin, todos con cuatro patas, las orejas largas y vamos detrás de las zanahorias de turno!

ABRIL 2024 – Consejos Para la Vida en Pareja

  • 1 de abril – Hoy lunes de Pascua, recuerda a los que ahora están sufriendo y dales la buena nueva.
    ¡Cristo ha resucitado y la humanidad tiene esperanza!
  • 2 de abril – ¡La Pascua dura 50 días! Mientras que La Cuaresma sólo dura 40. Esta es una enseñanza de que la alegría de la resurrección es lo más importante para un católico.
  • 3 de abril – Cuando hables con tu esposo/a, escúchalo de verdad, no te limites a esperar tu turno para hablar. Escúchalo con cada parte de tu ser.
  • 4 de abril – Ninguna pareja es perfecta, pero en los mejores matrimonios, ambos trabajan para mejorar la relación. No sólo hay que pedir perdón, sino que hay que querer rectificar.
  • 5 de abril – Practiquen la alegría en este tiempo pascual. Dios quiere católicos sencillos y alegres.
  • 6 de abril – Elige amar cada día, especialmente cuando sea más difícil. No olvides que Dios te toma de la mano y nunca te va a soltar.
  • 7 de abril – ¿En tu familia, quién cocina, quién pone la mesa o mantiene la casa limpia? Todos tienen roles importantes, pero pregúntate ¿Quién dirige la oración en familia?
  • 8 de abril – Hoy conmemoramos a San Dionisio,obispo de Corinto que dedicó su vida a predicar la palabra De Dios y a la formación de otros Obispos. Cuando uno es conocedor de lo bueno lo comparte con los demás.
  • 9 de abril – Recordar a nuestros seres queridos que ya no están puede entristecernos o ayudarnos a saber que nos están esperando al lado de Jesús. La esperanza del Cielo tiene que hacernos querer caminar en la rectitud y reencontrarnos con ellos.
  • 10 de abril – ¡Rezar el Rosario juntos, en familia, es una fuente de gran fortaleza! ¿Rezan el rosario en familia? ¡Inténtenlo!
  • 11 de abril – Añade una oración extra a tu rutina diaria, pidiendo a Dios que bendiga el día de tu esposa/o.
  • 12 de abril – Perdona a tu esposa/o. Recuerda que todos cometemos errores.
  • 13 de abril: El ejercicio de recordar buenos momentos en familia, es precioso y necesario.
    Cuéntenles la historia de su compromiso y del día de su boda a sus hijos. ¿Qué fue lo más loco, lo más divertido, lo más atrevido que hicieron?
  • 14 de abril – A veces no valoramos a las personas más cercanas a nosotros, porque las damos por sentadas. Pregúntate: ¿trato a mi esposo/a con el respeto que se merece?¿ Me doy cuenta de lo afortunado que soy?
  • 15 de abril – “El Buen Pastor da su vida por las ovejas” (Juan 10,11). En el mundo actual, el tiempo a menudo es nuestro bien más preciado. ¿Le dedicas un tiempo de calidad a tu pareja?
  • 16 de abril – ¡Felices los que creen sin haber visto! (Juan 20,29). Aunque no veamos al Señor resucitado como Tomás lo vio, lo podemos encontrar siempre en la Eucaristía
  • 17 de abril – La risa, cuando se comparte, es un bálsamo sanador. Comparte chistes con tu esposo/a. ¿Tiene tu familia alguna anécdota que se repite en las reuniones familiares? No importa que sea vergonzosa; ¡anímate a reírte de ti mismo!
  • 18 de abril – El romance es una parte importante del matrimonio, pero también lo es la amistad. Asegúrate de cultivar ambos aspectos de tu relación.
  • 19 de abril – Agradece a tu esposo/a algo que haga por ti, especialmente a diario. Un mensaje de texto a mediodía o un agradecimiento de bienvenida a casa son gestos de amor. Practiquen los pequeños detalles.
  • 20 de abril – El amor necesita cuidado y cultivo; no puede crecer por sí solo. Habla con tu esposo/a sobre las áreas en las que tu amor necesita crecer.
  • 21 de abril – Cuando llegue el momento de pedir perdón, intenta incorporar la empatía y reconocer las promesas que se han roto. Esto conduce al restablecimiento de las relaciones.
  • 22 de abril – “Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor” (Juan 20,20b).Recuerda que Jesús también está presente en tu esposo/a. ¡Alégrate cuando lo veas!
  • 23 de abril – Hablar de las finanzas del hogar no siempre es divertido, pero pueden darle un enfoque diferente si preparan una cita para ver el presupuesto anual y compartir algunos sueños.
  • 24 de abril – En lugar de señalar los defectos que ves en tu esposo, ofrece algunas formas de mejorar.
  • 25 de abril – Los matrimonios fuertes pueden tener problemas, pero una pareja sana se compromete a trabajar en ellos y a buscar ayuda cuando se enfrentan a situaciones que no pueden resolver solos. Buscar terapia de pareja es un signo de fortaleza no de debilidad.
  • 26 de abril – “Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado” (Juan 15,12). Cristo te ama a ti y a tu esposo/a más de lo que puedes imaginar. Reza pidiendo la gracias de Dios para amar a tu pareja como Él les ama.
  • 27 de abril – “El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer” (Juan 15,5). El matrimonio no siempre es fácil. Para tener éxito, coloquen a Cristo en el centro de su matrimonio y podrán soportar cualquier prueba que tengan que afrontar juntos.
  • 28 de abril – Dediquen un tiempo a hablar, escuchar, rezar, reír, jugar y reconectar. No importa lo ocupados que estén, dediquen ese tiempo al otro. Su matrimonio es prioritario.
  • 29 de abril – “El Cordero que ha sido inmolado es digno de recibir el poder y la riqueza, la sabiduría, la fuerza y el honor, la gloria y la alabanza” (Apocalipsis 5,12). ¿Cómo puede su familia dar a Dios honor y gloria? Ofrezcan el domingo para su gloria.
  • 30 de abril – Ahora que el clima está más soleado, planeen un picnic. Es una forma estupenda de pasar tiempo de calidad juntos. Puede ser sólo para los dos o para toda la familia. No dejen de reconquistarse día a día.

MARZO 2024 – Consejos Para la Vida en Pareja

  1. “Recuerda que eres polvo, y en polvo te convertirás ” ¡Qué pensamiento tan
    aleccionador!Tómese el tiempo hoy para agradecer a Dios por su cónyuge y
    comprenda que su tiempo terrenal juntos no durará para siempre.
  2. La personalidad es como el color de ojos: no existe un tipo correcto o incorrecto.
    Tampoco es crucial que las parejas sean iguales. Sin embargo, a menudo las
    discusiones comienzan cuando esperamos que nuestro cónyuge piense y actúe igual
    que nosotros. Esté abierto a las diferencias de su cónyuge.
  3. El movimiento laico Equipos de Nuestra Señora pide a sus miembros (parejas
    casadas) que se “sienten” una vez al mes, donde marido y mujer reserven tiempo para
    darse total atención y compartir lo que hay en sus corazones. ¿Esta práctica podría
    beneficiar su matrimonio?
  4. ¿Cuál es tu libro religioso o espiritual favorito además de la Biblia? ¿Por qué te ha
    tocado tanto? ¿Tu cónyuge también lo ha leído? Si tu favorito no es el mismo, ¡es
    hora de probar un libro nuevo!
  5. “Ten misericordia, oh Señor, porque hemos pecado” (Sal 51:3) El siguiente
    domingo hagan planes para confesarse en familia en algún momento de la misa.
    Frecuentar el Sacramento de la Penitencia es una gran “práctica” para pedir perdón a
    su cónyuge.
  6. Es natural que las parejas tengan diferentes puntos fuertes. A veces, sin embargo, es
    divertido enseñarse unos a otros una habilidad personal, como coser un botón o tocar
    un instrumento musical. ¡Enséñense unos a otros algo nuevo hoy y tengan paciencia!
  7. En la casa, los matrimonios se reparten el trabajo. Por lo general, se basa en
    habilidades, intereses y tiempo. ¿Hay alguna tarea en particular que no te guste?
    Hablen al respecto.
  8. ¿Hay algún lugar en tu corazón donde has permitido que crezca el resentimiento o
    se escondan los rencores? Abre estas partes a Dios. Pide Su ayuda para ablandar tu
    corazón y ver a tu familia a través de Sus ojos de amor.
  9. ¿Dónde está tu iglesia? Quizás esté más cerca de lo que piensas. Una familia es “la
    forma más básica en la que el Señor nos reúne, nos forma y actúa en el mundo. La
    familia cristiana es iglesia doméstica o iglesia del hogar”.
  10. “Entonces Dios te entregó todos estos mandamientos” (Éxodo 20:1) ¿Qué
    mandamiento te resulta más difícil? ¿Eres demasiado indulgente o duro contigo
    mismo? A veces, un cónyuge puede ser una ventana a tu alma y conocerte incluso
    mejor que tú. ¿Te atreves a pedirle su opinión?
  11. ¿Uno o ambos están jubilados? Puede ser una bendición y un desafío. Hay tiempo
    extra, pero quizás las limitaciones físicas estén aumentando. ¿Qué es lo que más te
    gusta de estar jubilado? ¿Qué es lo que menos te gusta?
  12. Así como Jesús se transfiguró y se apareció gloriosamente a Pedro, Santiago y
    Juan (Mc 9, 2-10), así también el amor al cónyuge puede sacar lo mejor del otro.
    Recuerde por un momento el día de su boda y la maravilla de verse vestidos de
    esplendor.
  13. El amor es mucho más que modales, pero ser caballeroso o amable puede reavivar
    un matrimonio que se está volviendo demasiado aburrido. Un marido tiene la
    costumbre de saltar al baño, al estilo Superman, con una toalla para saludar a su
    esposa después de la ducha. Puede que sea una tontería, pero sigue siendo encantador.
  14. ¿Cuál es tu oración o Escritura favorita? ¿Sabes cuál es el de tu cónyuge? ¿Por qué
    no decirlo juntos esta noche?
  15. Probablemente ya hayas decidido a qué renunciarás o qué harás durante la
    Cuaresma, pero ¿has pensado en cómo puedes observar la Cuaresma con tu cónyuge?
    Aquí hay algunas ideas para comenzar. https://www.foryourmarriage.org/getting-
    ready-for-lent/
  16. Resiste la tentación de comprar algo nuevo esta semana. Haga que cada miembro
    de la familia elija una posesión para regalar durante la Cuaresma. Considere juguetes,
    libros o objetos usados en buen estado que necesitan encontrar un nuevo hogar.
  17. Las parejas casadas son ministros mutuos del Sacramento del Matrimonio. ¿Cómo
    se ayudan unos a otros en su vida diaria? ¡No olvides orar por todas las gracias de tu
    sacramento!
  18. Cuenta la leyenda que San Patricio expresó el misterio de la Trinidad a través del
    símbolo del trébol. El matrimonio también es así: la unidad del marido, la esposa y
    Dios. La paternidad es otro ejemplo de cómo 1 +1 = 3. ¡Cuán contradictoria pero
    verdadera es nuestra fe!
  19. Consejo de Fighting Fair: Evite el fregadero de la cocina. Esto no significa que no
    se pueda discutir en la cocina, sino más bien ceñirse al tema. En las discusiones,
    cuánto más claro y directo se sea mejor.
  20. “Si hoy oís su voz, no endurezcáis vuestro corazón” (Sal 95:8) ¿Endureces tu
    corazón contra Dios o contra tu cónyuge? Ora hoy por tener ternura de corazón hacia
    tu amado/a, incluso cuando él/ella repita un hábito molesto para ti.
  21. El 20 de marzo marca el equinoccio de primavera. Con el inicio de la Primavera
    nuestra tierra se renueva. Aprenda algo nuevo sobre su cónyuge hoy, sin importar
    cuánto tiempo lleve casado.
  22. “A menos que el grano de trigo caiga a la tierra y muera, quedará sólo un grano de
    trigo; pero si muere, da mucho fruto” (Jn 12,24) ¿Ha muerto alguien cercano a ti que
    haya enriquecido tu vida? La pérdida siempre es dura, pero tener un cónyuge con
    quien compartirla la hace soportable.
  23. Comparte un recuerdo de la infancia. ¿Quién era tu mejor amigo o tu materia
    favorita en la escuela? ¿Lo que en ese momento parecía una crisis pero que finalmente
    pudiste superar u olvidar? Hablen de ello.
  24. “En una familia no hay que buscar muy lejos para encontrar la cruz que cargan”.
    ¿Quién en tu familia parece tener hoy la misión de purificarte, enseñarte a tener
    paciencia o desafiarte? ¿Qué cruz traes a los demás de tu familia?
  25. ¿Está usted o alguien que conoce en un matrimonio con problemas? No tiene que
    vivir en dolor; Hay personas que le ayudarán a trabajar para lograr un mejor
    matrimonio. Muchas parejas han logrado volver a tener matrimonios satisfactorios y
    más fuertes. Consulte The Third Option o Retrouvaille para empezar.
  26. En medio de la Cuaresma, algunas parejas sufren la ausencia de no haber podido
    concebir. Ora por ellos y agradece a Dios por el regalo de tener a tus hijos.
  27. “Dios no ve como un hombre… el Señor mira el corazón” (1 Sam 16:7) ¿Miras tú
    el corazón de tu cónyuge? ¿Les dejas mirar el tuyo? Aprecia la oportunidad de ir más
    allá de las apariencias con la persona que amas.
  28. Aunque tu amado es guapo o hermoso para ti, muchos hombres y mujeres están
    insatisfechos con su cuerpo: es demasiado pesado, demasiado delgado, demasiado
    viejo, demasiado débil. Aunque el amor no depende de las apariencias, cuidar de uno
    mismo es un regalo para el cónyuge.
  29. El matrimonio es más fácil si ambos son de la misma fe. Aún así, las parejas
    interreligiosas a veces logran una comprensión más profunda de su fe cuando se la
    explican a sus seres queridos y aprenden sobre otra religión.
  30. “Padre, perdónalos; porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34) ¿Necesitas pedir
    perdón a tu cónyuge? Quizás necesites ofrecerlo. Si no hay nada reciente que
    perdonar, perdona a alguien a quien le guardas rencor.
  31. Las flores están floreciendo y la naturaleza se ve verde. Un cambio de estación
    puede mejorar tu estado de ánimo y refrescar tu perspectiva. Reduzca la velocidad
    para deleitarse hoy con la belleza de esta temporada primaveral, que está por llegar.

LA OSADÍA DE LA JUVENTUD (Luis Ernesto Hernández Aguirre )

Vuela alto juventud osada.
No sientas miedo por conquistar los riscos,
subir como rayo desde la hondonada
ocupa veloz y ágilmente tu sitio,
que para esto te fueron dadas las alas
capaces de penetrar con el rugido
del sonoro clamor de la vida santa
los amarres del pecado y sus suplicios.

Decía Anacleto González Flores, Beato mexicano y prohombre de la paz en tiempos de la persecución religiosa, que el verdadero cristianismo no se encuentra ni en la cobardía, ni en la pusilanimidad como muchas veces se ha querido presentar a la fe, sino en el arrojo de los valientes, en la osadía de los que se atreven a desafiar el statu quo, y esto no es ningún discurso revolucionario, sino la simple imitación de Cristo maestro.

Hoy la juventud se enfrenta ante la misma pregunta que siempre se ha hecho la humanidad, sin embargo, con mucho menos elementos o más ruido para poder responderla de manera personal y certera: ¿cuál es el sentido de la vida?

Y si muchas generaciones tuvieron más o menos certeza a estas respuestas, ya sea enseñados por sus padres o por la sociedad, asumiendo una serie de valores, roles o metas que se planteaban como buenas y deseables; hoy los jóvenes se hayan desorientados ante la cantidad de discursos contradictorios, hedonistas, nihilistas y profundamente ignorantes.

En algún tiempo se debatían las ideas con otras ideas, y se podía acusar a unas u otras de erróneas; hoy ni siquiera existen esas ideas, solo se plantea la nada, la inmediatez, la superficialidad, la ignorancia absoluta como el medio más “seguro” de transitar en la vida sin mayor problema.

Hoy ni siquiera el ideal materialista se presenta a los jóvenes como meta, dónde el tener fuera, aunque equivocadamente el sentido de la vida, ni siquiera el tener, poseer o crear se convierte en la respuesta a la interrogante.

Una meta trascendente, un actuar que deje huella en los demás o uno mismo, ya no se presentan como opción para los jóvenes, entonces nos preguntamos ¿Qué se les presenta como ideal de vida?

Hoy se les presenta simplemente la vivencia de experiencias sensoriales cada vez más intensas que hagan una concatenación de exacerbación de los sentidos, un embotamiento de realidad que derive en una salida a la misma realidad.

Es entonces en el que drogas cada vez más fuertes, sexualidad sin límites y el disfrute de los sentidos se plantea como sentido de la vida de los jóvenes, despojándolos de cualquier liga o raíz con su pasado, con sus antepasados, con su cultura, con sus valores y, por ende, también de su futuro.

Es entonces cuando adquieren sentido las palabras de Anacleto, en el que hablando de la juventud dice: “La juventud es bella y radiante como la estrella que brilla en el oriente al amanecer, hechiza a los que la poseen y a los que la han perdido. Es una embriaguez de ensueño y de ilusión que produce el vino fuerte y oloroso del odre rebosante de la vida”.

Hoy los jóvenes, y no me refiero solamente a los que son nuevos en edad, sino a los que se mantienen jóvenes de corazón, debemos volver a la osadía, a la belleza del riesgo, a ese riesgo que Jesús abrazó en la cruz para salvar a la humanidad, es preciso que cada familia y cada joven, se abracen a la vida cristiana como el mayor acto de osadía en este siglo 21.

Y se preguntarán entonces ¿Cómo me abrazó a este ideal del cristianismo valiente?. Así como empezó la historia de Jesús: con nada. El carpintero anduvo por las calles de Jerusalén y no tenía más herramientas que su palabra y a partir de ese momento se han conjurado contra Él todos los riesgos de la vida, de la política, del pensamiento, de la palabra, de la guerra y de la historia.

Es preciso como dice el poema, abrir las alas adormiladas de nuestra juventud, aguiluchos criados como aves de corral, seres creados para abatir los abismos que no se dan cuenta que tienen alas, porque no es poco atreverse a afrontar los riesgos de ser santo.

Vuela alto juventud osada
Que otras avecillas están en sus nidos,
conteniendo temerosas la esperanza
por atravesar las nubes y sus brillos,
ansían alzarse del suelo que abraza
para encontrar en el riesgo su destino,
escuchando la voz que a Lázaro hablara:
“Levántate, anda y encuentra tu camino”.

Creo que mi hijo/a padece problemas de salud mental. ¿Qué hago?

Por Verónica López Salgado

“El hombre está hecho para la felicidad. Por tanto, vuestra sed de felicidad es legítima. Cristo tiene la respuesta a vuestra expectativa. Con todo, os pide que os fiéis de él. La alegría verdadera es una conquista, que no se logra sin una lucha larga y difícil. Cristo posee el secreto de la victoria”.[1]

~San Juan Pablo II

Es este discurso del muy querido santo a los jóvenes del mundo, San Juan Pablo II resalta la enseñanza de Jesús explicada en las bienaventuranzas (Mateo 5, 3-12), afirmando que solo se puede alcanzar la felicidad con Cristo: “caminando con Cristo es como se puede conquistar la alegría, la verdadera alegría”.[2] Efectivamente, Dios nos creó para ser realmente felices y el secreto está en Cristo. Pero ¿qué sucede cuando nuestros hijos – específicamente nuestros hijos adolescentes y jóvenes adultos – padecen conflictos que los hacen sentirse infelices e incapaces de reconocer tal felicidad en Cristo?

Inmediatamente, como padres y fieles católicos, nuestra primera respuesta suele ser buscar apoyo en nuestra fe, quizá en la dirección espiritual. Y aunque esta solución es totalmente válida, importante y necesaria, es imperativo observar cuándo es imprescindible buscar ayuda profesional de salud mental, como la terapia con un psicólogo, por ejemplo. ¡Es erróneo pensar que esto va en contra de nuestra fe católica! Ese es un estigma que debe llegar a su fin. Es más, actualmente existe más apertura y conocimiento sobre los métodos católicos para tratar los problemas de salud mental. De hecho, una buena comunicación y balance entre la salud espiritual y mental es recomendable porque la salud mental forma parte integral del desarrollo fundamental de todo ser humano.

La salud mental es tan esencial que los obispos de California durante una conferencia en 2018, insistieron en la importancia de  eliminar el estigma y estrechar los lazos entre la fe y la medicina.[3] Como padres católicos, prestar atención a la salud mental de nuestros hijos es vital. Si estás leyendo esto es porque te importa y estás buscando ayuda para tu hijo/a. Continúa leyendo para encontrar algunos recursos útiles, prácticos y fiables para quienes se enfrenten a esta situación. Si piensas que tu hijo/a puede estar sufriendo problemas de salud mental, o que quizás, estos problemas ya existentes,  están tornándose en una posible enfermedad, este artículo te ayudará a saber qué signos y síntomas observar, cómo hablar con tu hijo/a, y cómo obtener ayuda.

¿Qué son las enfermedades de salud mental?

De acuerdo con la Clínica Mayo, las enfermedades de salud mental también son conocidas como “trastornos de salud mental”, y se refieren “a una amplia gama de afecciones de la salud mental, es decir, trastornos que afectan el estado de ánimo, el pensamiento y el comportamiento”.[4] Hay condiciones que son pasajeras y que muchas personas las experimentamos de vez en cuando, como el estrés. Mientras que las enfermedades o trastornos mentales son permanentes y afectan la habilidad de funcionar día a día.

Algunos ejemplos son la depresión, los trastornos de ansiedad, los trastornos de la alimentación y los comportamientos adictivos. Estos pueden afectar la capacidad de las personas para funcionar normalmente en la vida cotidiana porque afectan a las emociones, los pensamientos y las conductas en la escuela, el trabajo y en las relaciones interpersonales.

Signos y síntomas

De acuerdo con la Clínica Mayo, algunos ejemplos de síntomas y signos de una enfermedad mental son:

  • Sentimientos de tristeza o desánimo
  • Pensamientos confusos o capacidad reducida de concentración
  • Preocupaciones o miedos excesivos o sentimientos intensos de culpa
  • Altibajos y cambios radicales de humor
  • Alejamiento de las amistades y de las actividades
  • Cansancio importante, baja energía y problemas de sueño
  • Desconexión de la realidad (delirio), paranoia o alucinaciones
  • Incapacidad para afrontar los problemas o el estrés de la vida diaria
  • Problemas para comprender y relacionar las situaciones y las personas
  • Problemas con el uso de alcohol o drogas
  • Cambios importantes en los hábitos alimentarios
  • Cambios en el deseo sexual
  • Exceso de enojo, hostilidad o violencia
  • Pensamiento suicida

¿Cómo hablar con tu hijo/a si notas alguno de estos signos y síntomas?

El amor a nuestros hijos se expresa de diversas maneras. Una de ellas es la comunicación constante y respetuosa. Si has notado cambios graves o repentinos en las emociones, comportamientos y pensamientos de tu hijo/a, comunícate con él/ella con honestidad, claridad y sobre todo con mucha empatía y comprensión. La Clínica Mayo señala que a veces “los síntomas de un trastorno de salud mental aparecen como problemas físicos, como dolor de estómago, dolor de espalda, dolores de cabeza u otros dolores y molestias inexplicables”. [5]

Si este es tu caso, hazle saber a tu hijo/a tu preocupación y juntos busquen la ayuda de un profesional de salud mental calificado. Si tu hijo/a no quiere o se niega a hablar contigo, puedes buscar a un amigo, otro familiar, un sacerdote, religioso/a, etc. que pueda entablar una conversación con tu hijo/a. El siguiente paso será buscar ayuda profesional.

¿Cuándo y cómo obtener ayuda de un profesional de salud mental?

Si observas alguno de estos signos y síntomas, ya has hablado con tu hijo/a y has buscando quien hable con él/ella, entonces es momento de buscar ayuda profesional, si lo crees prudente. Sin embargo, si tu hijo/a tiene pensamientos suicidas o ha intentado hacerse daño, no lo dudes y busca ayuda de inmediato.

  • Llama al 911
  • Llama a tu médico o proveedor de salud primaria
  • Ponte en contacto con un sacerdote o alguien de confianza en tu comunidad parroquial

Existen varios proveedores de atención de la salud mental. Un primer diagnóstico o consulta arrojará luz hacia qué proveedor necesitará tu hijo/a.

  • Psiquiatra
  • Psicólogo
  • Psicoterapeuta
  • Enfermera psiquiátrica
  • Consejero profesional licenciado
  • Terapeuta matrimonial y familiar
  • Asesor profesional con licencia
  • Trabajador social clínico con licencia

Recursos útiles, prácticos y fiables

  • Para informarte acerca de las causas, los factores de riesgo, las posibles complicaciones y la prevención de problemas de salud mental, visita:

Clínica Mayo

  • Para informarte acerca de cómo se lleva a cabo un diagnóstico y tratamiento de una enfermedad mental, visita:

Clínica Mayo

  • Para saber cómo reconocer cuándo hay un problema de salud mental, visita:

USAGov en Español

  • Para informarte acerca de la ansiedad en niños  pequeños, lee:

Niños con ansiedad: por qué es tan importante el diagnóstico temprano

  • Para informarte sobre la salud mental en la comunidad latina, visita la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales:

National Alliance on Mental Illness

  • Para saber cómo encontrar el proveedor de salud mental adecuado para tu hijo/a, visita:

Clínica Mayo

  • Para leer sobre cómo realizar un chequeo de tu salud mental y emocional, lee este artículo escrito por la doctora Sue Baars, consejera profesional titulada. Además terapeuta familiar y matrimonial en Irving, Texas (EE. UU.), donde ejerce en su consulta privada, In His Image Christian Counseling.

Haz un cheque de tu salud mental y emocional

  • Para leer sobre algunas formas para cuidar de la salud mental, lee:

6 medidas para tu salud mental

  • La fe y la medicina no están peleadas la una con la otra. Si tu hijo necesita un psicoterapeuta, te recomiendo leer sobre el instituto católico de psicoterapia, Catholic Psych Institute. Este instituto fue fundado por un doctor católico especializado en psicología. Cuentan con psicoterapeutas bilingües y su misión es: Crear un nuevo estándar para la salud mental y el bienestar en la Iglesia Católica, proporcionando servicios y recursos basados en la integración de la antropología católica, fiel con la ciencia psicológica sólida para ayudar a las personas a convertirse en lo que Dios quiso que fueran. Visita:

Catholic Psych Institute

¡Gracias por leer y por el amor y preocupación hacia tu hijo/a! No estás solo.

“La búsqueda de la felicidad”, afirma el Papa Francisco, es algo común en todas las personas, de todos los tiempos y edades” porque ha sido Dios quien ha puesto “en el corazón de todo hombre y mujer un deseo irreprimible de la felicidad, de la plenitud”.[6]

[1] Ver XVII JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD, FIESTA DE ACOGIDA, DISCURSO DEL SANTO PADRE. Toronto. Jueves 25 de julio de 2002. https://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/2002/july/documents/hf_jp-ii_spe_20020725_wyd-address-youth.html

[2] Ibid.

[3] Ver https://www.cacatholic.org/article/california-bishops-issue-major-statement-mental-health

[4] Ver https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/mental-illness/symptoms-causes/syc-20374968

[5] Ibid.

[6] Ver https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2019-03/papa-francisco-jornada-mundial-felicidad.html

Oración por las mujeres embarazadas

Oh Madre Santa, recibiste la buena nueva de la encarnación de Cristo, tu Hijo, con fe y confianza. Concede tu protección a todas las embarazadas que enfrentan dificultades. Guíanos en nuestro esfuerzo por hacer de comunidades nuestras parroquiales lugares de acogida y asistencia para las madres necesitadas. Ayúdanos a convertirnos en instrumentos del amor y la compasión del Dios bondadoso. María, Madre de la Iglesia, ayúdanos a crear la cultura de la vida y la civilización de amor, junto con todas las personas de buena voluntad, para alabanza y gloria de Dios Creador, y amante de la vida.

Amén.

ENERO 2024 – Consejos Para la Vida en Pareja

1.     Auténtico, vulnerable, honesto, atento: estas son las marcas de una comunicación eficaz dentro del matrimonio. ¿Analiza dónde tiene éxito tu comunicación y dónde no?

2.     Comunica las emociones que sientes cuando surgen conflictos en tu matrimonio. Nombrar la emoción ayuda al otro a comprender lo que sucede en su interior; y también ayuda a entenderse.

3.     Nunca termines el día sin agradecer a Dios por tu cónyuge. Es el regalo más grande que te ha dado tu creador.

4.     En tiempos alegres, tendrás gratitud; pero será en los momentos difíciles en los que los reproches te atormentarán. No olvides que Dios siempre está con vosotros y que os acompaña en cualquier situación.

5.     La comunicación asertiva es muy importante con tu pareja. Considera la diferencia en este ejemplo: “¡Nunca me prestas atención!” versus “Me siento olvidado por ti”. En lugar de iniciar una pelea y acusar, abre un diálogo.

6.     Evita los mensajes directos en las redes sociales. Por muy inocentes que puedan parecer esos mensajes privados con una persona del sexo opuesto, normalmente no terminan inocentemente.

7.     Las afirmaciones son muy fáciles de hacer y construyen la pareja: “la cena estuvo maravillosa”, “eres un gran padre”, “te ves genial hoy”, “Me encanta lo creativo/a que eres”, etc., Esto fortalecerán tu matrimonio.

8.     Coherederos de la vida de gracia (1 Pedro 3:7): ¿tratas a tu cónyuge como a tu igual, coheredero de la gracia de Dios o como siervo e inferior? Reflexiónalo

9.     Ten cuidado con la tentación de ganar al discutir. Lo importante no es tener razón, ni ganar, sino que el otro sepa que has escuchado y comprendido su perspectiva.

10.  A veces, cuando ves un problema serio en tu matrimonio, te asusta decir algo al respecto. Pero los problemas que permanecen en la oscuridad sólo se hacen más grandes. ¡Ponlo a la luz cuanto antes!

11.  Comienza el día orando por tu cónyuge y pidiéndole a Dios la gracia de ser el esposo/a que él te ha llamado a ser y que tu cónyuge merece.

12.  La mejor manera de amar a tu cónyuge es crecer tú mismo en virtud. Sólo quien se posee a sí mismo puede amar a otra persona plenamente.

13.  A veces hay que podar el amor. Las cosas que te distraen de tu matrimonio y de tus hijos deben ser eliminadas… o de lo contrario, siempre te quedarás con las sobras.

14.  No tomes a la ligera que eres una fuente de gracia para tu cónyuge. Dios se revela a tu cónyuge a través de tus palabras, de tu misericordia, de tus actos de amor.

15.  Nunca olvides que tu cónyuge puede ser también una fuente de gracia para ti. Quizás lo que él o ella está diciendo o haciendo sea realmente la acción del Espíritu Santo en tu vida. Dios está hablando; ¡escúchalo!

16.  El cielo es la meta de tu matrimonio. ¿Has actuado hoy por el bien eterno de tu cónyuge?

17.  Tu parroquia debe ser un pilar en la vida de tu familia. Si les enseñas a tus hijos a amar y ser parte de una comunidad parroquial, a ellos también les encantará ser católicos y su fe perdurará.

18.  Rodéate de buenos amigos católicos y que estén casados. Sólo aquellos que conocen a Dios personalmente, pueden ayudarte a acércate a Él y crecer como pareja

19.  Sorprende hoy a tu cónyuge con algo espontáneo: un acto de servicio, una llamada telefónica inesperada, un pequeño obsequio o una cena especial. El esfuerzo por romper con la rutina es una prueba constante de amor.

20.  El matrimonio es una vocación de Servicio. Dios te ha llamado a estar casado. Confía siempre en que, sin importar lo que esté sucediendo en tu vida, Dios lo está usando para purificarte, perfeccionarte y santificarte.

21.  “Te amaré y te honraré todos los días de mi vida”. Esa fue la promesa que te hicieron en tu boda, tal vez mientras contenías una lágrima. Hoy funciona como un examen de conciencia: “¿Te amé hoy? ¿Te honré hoy?

22.  Una gracia del Sacramento del Matrimonio es que : “Cristo habita con los esposos”. Eso significa que, ya sea que estés experimentando alegría o tristeza, no estás solo. Jesús está a tu lado.

23.  Una gracia del Sacramento del Matrimonio también es que : “Cristo da a los esposos la fuerza para tomar sus cruces y seguirlo”. Ese sufrimiento en tu matrimonio a veces, es la cruz que Jesús ha elegido para ti.

24.  “Cristo da a los esposos la fuerza para levantarse después de haber caído”. La tentación es rendirse, tirar la toalla, aceptar que la relación está rota. ¡Pero sigue luchando, Jesús te ayudará!

25.  A veces sentimos que perdonamos el mismo pecado una y otra vez, pero al perdonar una y otra vez, estamos aprendiendo a amar como Jesús.

26.  El equipaje de tu cónyuge no es un obstáculo para amarlo. Ayudar a llevar esa carga es la forma en que Dios te llama a amar.

27.  “Cristo da a los esposos fuerza y amor sobrenatural”. Cuando sientas que tu amor se ha agotado, recuerda que el amor de Dios nunca se agota. Y Él lo comparte.

28.  Haz hoy algún pequeño acto de servicio para tu cónyuge. Será un simple recordatorio del propósito de tu matrimonio.

29.  Sentirse solo en el matrimonio es normal. También es una señal de que Dios te está llamando a profundizar en tu relación contigo mismo y con tu cónyuge. ¿Cómo podrías dedicar tiempo a hacer esto hoy?

30.  Antes de compartir tu opinión sobre algo, resume brevemente la opinión que expresó tu cónyuge. Te ayudará a tener una escucha activa.

31.  “Por favor”, “gracias”, “lo siento”, “te amo”. Estas palabras de cortesía se encuentran en todo matrimonio sano.

DICIEMBRE– Consejos Para la Vida en Pareja

TIPS SOBRE EL MATRIMONIO – Diciembre

  • Esposos, afronten todo – trabajo, escuela, obstáculos o victorias- como un equipo. Apóyense mutuamente en los momentos difíciles y compartan los momentos de éxito.
  • Nuestras familias son imperfectas, y las relaciones imperfectas a veces resultan en cortes y magulladuras. Pide la gracia de “perdonar nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”, y pide perdón a los que has herido.
  • Atesora cada momento con tu pareja. No sabemos ni el día ni la hora en que nuestro ser querido se irá al cielo.
  • Cuando todo lo demás falle, ESPERA. Cuando las cosas no vayan bien en tu matrimonio -y seguro que habrá días así-, dale tiempo. A veces necesitamos tranquilizarnos, consultarlo con la almohada (y con Dios) y despertarnos con sentimientos más positivos.
  • “Y se transfiguró delante de ellos” (Mt 17,2). Incluso en la tierra, podemos vislumbrar la gloria celestial con los ojos de la fe. Reza para que tú y tu esposo/a puedan ver la gloria del Señor en todos los aspectos de su vida.
  • ¿Cómo puedes ser un apoyo espiritual para otras parejas y familias que están teniendo dificultades?
  • El verdadero amor entre los esposos, que es imagen del amor de Cristo por la Iglesia, inspira a los esposos a buscarse continuamente para pedir consejo, afecto y afirmación. Anima hoy a tu esposo/a y recuérdale que estás ahí pase lo que pase.
  • ¿Los deportes u otras actividades recreativas te roban la atención de tu amado/a? Pregúntale si es así y haz los cambios necesarios en tu rutina.
  • Incluso si su matrimonio va bien, consideren la posibilidad de ir a un retiro de parejas juntos.
  • ¿Cuál ha sido un punto bajo en tu relación con tu amado/a? ¿Cómo lo superaste? Si todavía estás pasando por un momento difícil, pide ayuda – a tu cónyuge, a Dios, o a un consejero (no hay que avergonzarse de ello).
  • El tiempo que pasas con tu esposo/a es muy valioso. Intenta estar realmente presente para él/ella alejándote de las redes sociales y otras tecnologías tanto como sea posible.
  • El amor y el respeto mutuos son las características de un matrimonio cristiano. ¿Tiene tu matrimonio el amor y el respeto como principios fundamentales?
  • Empieza y termina cada día dando gracias a Dios por permitir que tu marido/mujer esté en tu vida.
  • “¡Dichosos, más bien, los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen!” (Lc 11,28).  Vayan a Misa juntos y pidan a María que les ayude a amar cada vez más a Dios y a los demás.
  • Los niños aprenden primero lo que es el amor al ver a sus padres darse amor. Recordemos dar un buen ejemplo a los niños para que aprendan lo que es realmente el amor.
  • No dejes de acudir a Dios y alabarlo aun cuando tengas problemas en tu familia y en tu vida.
  • Empéñate hoy en animar a tu esposo/a. Las palabras de afirmación son un símbolo de esperanza y amor.
  • La etapa del “enamoramiento”, aunque hermosa e insustituible, puede desvanecerse en el matrimonio con el pasar de los años. El verdadero amor duradero es producto de la intencionalidad, la elección y el sacrificio. La muerte de Jesús en la cruz es una prueba de ello.
  • Dios se nos revela de maneras misteriosas. ¿Cuáles son algunas de las formas en que Dios se ha revelado a ti y a los miembros de tu familia en el último año? Contempla y toma nota de ellas con tu pareja.
  • Cuando te sientas frustrado, el silencio puede ser a veces la mejor alternativa. Piensa antes de hablar y tómate tu tiempo para decidir cuál es la mejor manera de responder a tu esposo/a.
  • “Quien se alaba será humillado, quien se humilla será alabado” (Mt 23,12). Porque María se humilló, es coronada Reina del Cielo y de la Tierra. ¿Cómo puedes mostrar humildad a tu esposa el día de hoy?
  • Si tú y tu familia atraviesan momentos económicos difíciles, no desesperes. Dios proveerá. Confía en Él para cuidar de tu familia.
  • Predica el Evangelio en tu hogar, pero también vívelo. Como matrimonio, tus hijos necesitan verte vivir cada día el Evangelio.
  • En medio de las discusiones, luchen contra el problema y no contra su esposo/a. Recuerden que como matrimonio están en el mismo equipo.
  • En pareja, consideren la posibilidad de tomarse unas vacaciones rápidas solos para “recargar las pilas”. Toda estrategia es buena para reforzar el amor.
  • Enseña a tus hijos la importancia de la Eucaristía. Asegúrate de que tu familia está siempre preparada para recibir la Eucaristía en la misa.
  • Santa Mónica rezó por la conversión de su hijo San Agustín, y fue escuchada. Reza con confianza por la conversión de tus amigos y familiares separados de la Iglesia.
  • San Juan Bautista fue mártir del matrimonio (cfr. Mt 14,3-12). ¡Que tengamos el valor de defender -y vivir- el verdadero significado del matrimonio!
  • Dedíquense tiempo de calidad el uno al otro. Salgan de paseo como novios.
  • Escuchar de verdad no es tarea fácil. Sin embargo, escuchar es una parte esencial de la comunicación en el matrimonio.
  • Encontremos siempre el diálogo entre nosotros. ¡Que nunca nos falte la comunicación!

UNIENDO NUESTRAS VIDAS POR LA IGLESIA CATÓLICA

¿Por qué casarnos por la Iglesia?

Los beneficios del Matrimonio Católico

“La Iglesia es un bien para la familia, la familia es un bien para la Iglesia. Custodiar este don sacramental del Señor corresponde no sólo a la familia individualmente sino a toda la comunidad cristiana”. (Papa Francisco, Amoris Laetitia 87)

En general, las parejas que eligen llevar su matrimonio a la Iglesia reciben muchos dones: paz de corazón, unidad y acompañamiento con la Iglesia, y plenitud de los sacramentos, especialmente el don de recibir la Sagrada Comunión y la Reconciliación.

Los científicos sociales han descubierto que las parejas que reconocen la presencia de Dios en su relación, experimentan más satisfacción y tienen más probabilidades de lograr un matrimonio para toda la vida. Uno de los muchos beneficios de un matrimonio sacramental es el del poder de la gracia de Dios, que ayuda a las parejas a mantener viva la alianza de amor y encontrar la felicidad juntos.

¿Por qué obtener el Sacramento del Matrimonio?

“Cristo Señor ‘sale al encuentro de los esposos cristianos en el sacramento del matrimonio’, y permanece con ellos… los esposos son consagrados y, mediante una gracia propia, edifican el Cuerpo de Cristo y constituyen una iglesia doméstica”. (Papa Francisco, Amoris Laetitia 67)

Los votos intercambiados por la pareja son una alianza sagrada a través del cual los esposos se abrazan y, juntos, abrazan a Jesús como su compañero. A través de su unión con Cristo, participan en la alianza inquebrantable entre Dios y la humanidad: la alianza que selló Jesucristo con su muerte y resurrección.

El matrimonio católico es único entre otras relaciones matrimoniales porque es un Sacramento que hace que Cristo esté presente en nuestras vidas y especialmente en las familias. La relación entre marido y mujer refleja la relación de Jesucristo con su pueblo. En la tradición católica, el esposo y la esposa aceptan una misión en el plan salvífico de Dios para la humanidad. La esposa y el esposo son embajadores del amor de Dios y colaboran con Dios para seguir construyendo su Reino aquí en la tierra.

https://patriciaj8.sg-host.com/noviazgo-y-compromiso/planeando-una-boda-catolica/

Nota: Este es una descripción básica del Matrimonio Católico. Debido a que la situación de cada pareja es única y el proceso puede variar de una parroquia a otra, de una diócesis a otra y de un país a otro, las personas interesadas en casarse  la Iglesia Católica, para obtener una convalidación matrimonial y/o una declaración de nulidad deben hablar primero con su párroco para obtener orientación personal y específica.