Skip to content
Por Tu Matrimonio

JUNIO 2024 – Consejos Para la Vida en Pareja

Consejos del Mes de Junio 2024 – 30 días

  • La crianza de los hijos puede resultar agotadora, especialmente si tienes niños pequeños. De vez en cuando tómate un tiempo para visitar a un amigo, disfrutar de un pasatiempo y, sobre todo, reconectar con tu cónyuge.
  • “Los abuelos enriquecen la vida de sus familias. Deben ser apreciados, no simplemente tolerados”. ¿Qué has aprendido sobre el matrimonio de algún miembro mayor de tu familia?
  • Debemos servirnos unos a otros cuando menos nos apetece. Son los pequeños sacrificios como correr a la tienda para comprarle un regalo a tu cónyuge cuando prefieres quedarte en casa, pero hay que esforzarse.
  • “Hay diferentes clases de dones espirituales” (Hechos 2:4) ¿Cuáles son los diferentes dones que tú y tu cónyuge han recibido? Afirma hoy los dones de tu cónyuge.
  • A veces, todos necesitamos nuestro espacio para refrescarnos y recargarnos. ¿Tienen usted y su cónyuge un lugar donde puedan ir a pasar un rato a solas?
  • Las Escrituras nos dicen que “humildemente consideremos a los demás como más importantes que nosotros mismos” (Fil 2:3). ¿Qué acto de humildad puedes practicar hoy en tu matrimonio?
  • Elogie a su cónyuge por algo hoy, incluso si es algo pequeño. Regálale palabras bonitas.
  • ¿Tiendes a hablar más que a escuchar? Hoy, haz el esfuerzo de escuchar a tu cónyuge con el corazón .
  • ¿Cuán grande es tu familia? ¿Quién vive más lejos? ¿De quién no has oído hablar desde hace tiempo? Vuelva a conectarse con un miembro de la familia esta semana mediante una llamada telefónica, una videollamada o incluso una carta escrita a mano.
  • ¡Es temporada de bodas! ¿Vas a enviar una tarjeta a unos nuevos novios? Incluye tu consejo favorito para un matrimonio joven e ilusionado; puede ser serio, divertido o estimulante.
  • “Anímense unos a otros, estén de acuerdo unos con otros, vivan en paz, y el Dios de amor y paz estará con ustedes” (2 Cor 13:11). ¿Cómo puedes trabajar para lograr la paz en tus interacciones con tu familia hoy? Una palabra amable, un momento de paciencia, un oído atento: todo eso puede traer paz.
  • “El matrimonio, entonces, debe ser una escuela para cultivar la gratitud… y para la apertura a los dones de Dios que son propios del matrimonio”. ¿Cómo se muestra la gratitud por los dones en tu vida?
  • “Oh bendita madre de la Iglesia, que calientas nuestros corazones con el Espíritu de tu Hijo Jesucristo”. Elige tus batallas. No vale la pena discutir cada pequeña cosa.
  • Dedica tiempo todos los días a pensar en las razones por las que amas a tu cónyuge. Por las que le escogiste para casarte con él.
  • Si miro el lenguaje corporal de mi pareja, ¿puedo decir si está tenso o se siente abatido después de un largo día de trabajo? ¿ Soy perceptivo/a con él/ella? ¿Cómo puedes responder a las necesidades de tu cónyuge hoy?
  • Lo más importante para un matrimonio largo y feliz es ser amigo de tu cónyuge. Necesitas tener un amigo que siempre te respalde, sin importar lo que surja. Ese es tu esposo/a.
  • De vez en cuando sorprende a tu cónyuge con un gesto de bondad, como una taza de café o ayuda con las tareas del hogar.
  • “El que de mí se alimenta, por mí tendrá vida” (Jn 6,57) Demos gracias hoy por el Pan de Vida que Jesús nos ofrece en cada Misa. Es verdaderamente alimento para el camino. Ora para que el tiempo libre te ayude a acercarte a la Eucaristía con más amor y gratitud.
  • “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo; a Dios que es, que era y que ha de venir”.(Ap 1:8) Hoy alabamos al Señor que se ha revelado como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Pídele a la Trinidad que esté presente para ti y tu familia hoy y siempre.
  • Elige una virtud para practicar hoy. No le digas a nadie qué es, sino considera la caridad, la alegría, la paz, la paciencia, la bondad o la generosidad.
  • Recuerda que tu matrimonio es un pacto que involucra a Dios, esposo y esposa. Tómate un tiempo cada día para orar pidiendo la ayuda de Dios para amar a tu cónyuge. ¡Da gracias diariamente por el regalo de tu familia!
  • A primera hora de la mañana, comienza el día dándole un abrazo a tu cónyuge. El contacto físico es importante para desarrollar la intimidad y los afectos;
  • “Estad alegres por cuanto sois partícipes de los sufrimientos de Cristo” (1 P 4,13) El Sagrado Corazón de Jesús ama al mundo lo suficiente como para sufrir por él. Unid vuestros sufrimientos a los de Cristo hoy.
  • En este mes de María, recordemos que María guarda en su corazón todas nuestras oraciones y necesidades, intercediendo por nosotros ante su Hijo. ¡Ruega por nosotros, Santísima Virgen María!
  • Juan Bautista saltó en el vientre materno cuando María saludó a su madre, Isabel. ¡Qué escena tan alegre! Oren hoy por las parejas que esperan hijos y por aquellos que esperan esta bendición.
  • Es muy fácil quedar atrapado en las preocupaciones de la vida cotidiana. Jesús nos recuerda el cuidado interminable de Dios Padre por nosotros. Entrégale tus preocupaciones, ya sean grandes o pequeñas, y confía en su providencia.
  • Sé intencional al brindarle atención a tu cónyuge. Reserva tiempo para sentarte junto a él/ella y hablar sobre los altibajos de su día. Sed amorosos, escúchense.
  • Recuerda siempre a tu mujer, a tus hijos y gente especial de tu vida en las intenciones del rosario.
  • El Papa Francisco dice que pedir perdón es de las cosas más repetidas en los matrimonios y de las más necesarias. ¿Tu corazón es suficientemente humilde para pedir perdón, cuando es necesario?
  • Marido y mujer están hechos para llevar al otro hasta el cielo. ¿Qué has hecho hoy para enriquecer la vida espiritual de tu pareja?