Skip to content
Por Tu Matrimonio

JULIO 2024 – Consejos Para la Vida en Pareja

Consejos del Mes de Julio de 2024 – 31 días

  • “El que encuentre su vida, la perderá, y el que pierda su vida por mí, la encontrará” (Mt 10:39) El discipulado cristiano y el matrimonio cristiano implican dar la vida en amor y servicio. ¿Cómo puedes anular tu egoísmo hoy para priorizar el bienestar de tu familia?
  • “En igualdad de condiciones, vuestro excedente en este momento debe suplir sus necesidades” (2 Cor 8:13-14) Considerando tus recursos y circunstancias, busca a alguien que sea menos afortunado que tú y apóyalo, de la manera que puedas. No dejen solos a los que no tienen.
  • ¿Cuánta independencia es buena en un matrimonio? Ciertamente, marido y mujer no deberían depender el uno del otro para reafirmar su identidad o su autoestima. El trabajo en equipo, con reciprocidad es mucho mejor para construir la relación. Trabajen la interdependencia.
  • ¿Usted y su cónyuge quieren seguir conectados cuando están físicamente separados? Configuren su teléfono/reloj/computadora para que suene a una hora acordada. Luego, aunque estén en distintos lugares, hagan una pausa en sus quehaceres y conéctense en oración. Recen el uno por el otro.
  • Santa María Goretti fue martirizada por querer mantener su pureza y serle fiel a Jesucristo. ¿Cómo puede uno purificar su propio corazón? En su oración diaria pida por la gracia de vivir la pureza en su matrimonio.
  • “Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Cor 12:10) A veces los cónyuges pueden ser una espina clavada el uno en el otro. Por muy molesto que esto pueda resultar, también puede ser un camino hacia la autocorrección y la humildad. Nombra tus propias debilidades y fortalezas.Intenta mejorar siempre.
  • ¿Quieres cambiar de cónyuge? Cambiate primero a ti mismo. Quizás quieras hacer que tu amado sea perfecto, pero tendrás más éxito cambiando la manera en la que le miras y admirándolo nuevamente.
  • “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultando estas cosas a los sabios y a los entendidos, las has revelado a los pequeños” (Mt 11,25) Estamos llamados a alabar a Dios en todo lo que hacemos, pero eso puede ser difícil en nuestras vidas ocupadas. Reflexionen sobre cómo tú y tu cónyuge alaban a Dios.
  • Tu familia es una comunidad. Esto significa que cuando una persona cambia un comportamiento, para bien o para mal, eso afecta a todos. Si sonríes, haces un favor a alguien, o le haces un cumplido, les levantas el ánimo a todos.
  • ¿Han desarrollado algún hábito de separación o reconexión que confirme su amor? Un beso de despedida o un abrazo de bienvenida a casa es un gran comienzo. Guarden los primeros cinco minutos del día para reconectar y comunicarse con su cónyuge.
  • “La ausencia hace crecer el cariño”, pero “ojos que no ven, corazón que no siente” ¿Qué dicho te resuena más? ¿Necesitan hacer algún ajuste para equilibrar el tiempo que pasan juntos como?
  • “Mi esposo me ayuda a acercarme más a Dios y yo le ayudo a mantener a Dios en el centro de nuestra familia”. Reconoce las formas en las que tu cónyuge te está guiando a vivir de cara a Dios.
  • Enséñale un valor a tu hijo o al hijo de un amigo, pero hazlo sin ser protagonista, sin decir una palabra. Practica el dominio propio, la fidelidad, la bondad, la mansedumbre, la modestia, la castidad. ¿Cuál de estos frutos del Espíritu Santo es el mayor desafío para ti?
  • “Jesús… comenzó a enviarlos de dos en dos” (Mc. 6:7) Juntos somos más fuertes, en lazos de amistad y comunidad. Tú también eres un enviado que puede ayudar a sus vecinos, a su pueblo, a sus familiares y al mundo a sanar, amar y perdonar.
  • “Pero parte de la semilla cayó en tierra fértil, y dio fruto a ciento, a sesenta, o a treinta por uno” (Mt 13,8) ¿Es su matrimonio un terreno fértil en el que su familia pueda florecer? Si quieres hacer algo por tus hijos, haz primero algo por tu matrimonio. Los niños se benefician de un matrimonio fuerte.
  • El matrimonio es hasta que la muerte nos separe, no hasta que tengamos un desacuerdo. Tengan esto en cuenta cuando se encuentren en momentos difíciles y trabajen en ellos con oración y diálogo .
  • Cuando tu pareja se va de viaje, ¿cómo te mantienes conectado? ¿Una llamada telefónica nocturna? ¿Skype? ¿Correo electrónico? ¿Un regalo escondido en el equipaje? ¿Orando unos por otros? Mantengan la conexión y las sorpresas en el matrimonio.
  • ¿Qué cosa menor quisieras cambiar de tu amado/a? ¿Podrías dejarlo pasar? Dale a tu cónyuge el regalo de aceptarlo, con sus peculiaridades incluidas.
  • Agradezcan juntos, especialmente, las pequeñas cosas que pasan en su día a día. Hágale saber a su cónyuge que usted notó y apreció lo que hizo en el día, sin importar cuán pequeña fuera la tarea. Dele importancia
  • Hacer cosas juntos es bueno, pero dependiendo de su personalidad, algunos cónyuges pueden sentirse asfixiados. ¿Pasan suficiente tiempo a solas, compartiendo pasatiempos para refrescar su espíritu y aportar una sensación renovada y nueva a su matrimonio?
  • Esta semana (del 21 al 27 de Julio) es la Semana de Concientización sobre la Planificación Familiar Natural. ¿No estás seguro de qué es la PFN? ¿Ya eres un profesional? De cualquier manera, consulta los recursos de NFP en http://www.usccb.org/issues-and-action/marriage-and-family/natural-family-planning/index.cfm #NFPweek
  • En cada situación desafiante de mi matrimonio me esfuerzo por recordar que mi pareja es un regalo maravilloso de Dios para mí, que yo escogí, y que Dios confía en mí para amarlo con el mismo amor que Dios tuvo por nosotros.
  • “También el Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad” (Rom 8,26). Cuando se avecina una decisión difícil en nuestra pareja, pídale guía al Espíritu Santo. Puede ser tan simple como orar: “¡Ven, Espíritu Santo!”
  • San Joaquín y Santa Ana cargaron con la cruz de la infertilidad durante muchos años antes de ser bendecidos para convertirse en padres de nuestra Santísima Madre. Acuérdate hoy, cuando reces, por los matrimonios que aún esperan la bendición de los hijos.
  • ¿Qué circunstancias o actividades en tu vida están inhibiendo tu relación de pareja? Pueden pasarte cosas graves, como tener una adicción, o simplemente tener distractores como el teléfono. Reconoce lo que se interpone entre tú y tu cónyuge y deséchalo. Lo primero debe ser siempre la relación de pareja.
  • San Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas, fomentaba la meditación en las Escrituras colocándose en medio de un texto bíblico e imaginando la escena con gran detalle. Pruebe esto hoy con su cónyuge e hijos, es una gran actividad de reflexión espiritual.
  • Algunos cónyuges necesitan morderse más la lengua; otros necesitan soltar la lengua y compartir más. ¿Qué tipo de persona eres tú? Con el tiempo, es de esperar que puedas encontrar un término medio que sea el ideal para estar con tu pareja.
  • ¿Qué significa ser “libre” en un matrimonio? San Juan Pablo II dijo que significaba que Jesús nos liberaba de nuestra dureza de corazón para vivir plenamente el plan de Dios para nuestros matrimonios y familias.
  • ¿Hay áreas en tu vida en las que te falta fe? ¿Les falta fe en algunas áreas de su matrimonio? Encomiéndense a Cristo para que Él obre en tu vida y fortalezca su fe.
  • Cuando su hijo les dice: “¡No tengo nada que hacer!”, no se apresuren a llenarle de actividades. Un cierto grado de aburrimiento es un requisito previo para la creatividad. Hay que ayudar a los hijos a despertar su imaginación.
  • La oración es buena para cualquier persona, en cualquier momento, pero muchas parejas no están seguras de cómo rezar juntas. En esta página encontrará recursos para reforzar la oración en familia.